Gastón del Castillo, en su presentación como jugador del Cádiz CF.
Gastón del Castillo, en su presentación como jugador del Cádiz CF.

Cádiz CF

Gastón del Castillo, un año de decepción

El jugador argentino nunca ha llegado a ser una realidad en el Cádiz CF durante su cesión

Por  9:06 h.

Gastón del Castillo, el ‘Kunsito’, ha sido un ‘bluf’ de los gordos. No hay discusión sobre ello. Su apellido, su rostro, su parecido físico con su hermano mayor, sus primeros toques de balón, para colmo zurdo. Su presentación ante los medios, sus pedazos de portadas con las que le tributó la prensa local, su repercusión a nivel nacional.  Era demasiado lindo todo para que funcionase en un equipo recién ascendido y con una afición loca por subirse a la chepa de cualquier medio crack de medio pelo que se presente. Pero no. Era demasiado bonito y fácil para que funcionase. Y, claro, no funcionó. Pero no solo no funcionó. Es que en ningún momento hubo atisbo alguno de que llegase a funcionar.

Gastón del Castillo llegó cedido por Independiente. De él apenas había un par de imágenes rescatadas del Youtube en el que ofrecía lo mismo que puede ofrecer cualquier chaval que tenga una buena tarde en el Irigoyen. Pero él no era cualquier chaval, él era y es Gastón del Castillo, el hermano pequeño del Kun Agüero, el internacional argentino y actual futbolista del Manchester City. Y claro, llegaba a Cádiz, un lugar deseoso de ídolos a los que adorar.

A Cervera le caía un pequeño marrón. Y como tal, el entrenador cadista comenzó dándole bola. Lo sacó a debutar en un partido de Copa ante el Córdoba en Carranza. El ‘pibe’ pinchó un balón en su primera jugada con el que entusiasmó a la fácil de entusiasmar parroquia cadista. Para colmo, encaró a dos rivales y metió un pase a Güiza lleno de intención pero que no llegó a su destinatario. Carranza se frotaba las manos. Al final, resultó ser todo humo. Los siguientes minutos pasaron y Gastón apenas aportó nada interesante.

Si siguiente y último pase por Carranza fue ante el Huesca en Liga. Tuvo una contra con la que matar el partido pero al argentino se le hizo de noche y la oportunidad acabó en nada. Decepcionó y no se le volvió a ver más por una alineación del primer equipo.

Pero si hay algo que ha demostrado Gastón en su primer año de prácticas en el Cádiz CF es su sencillez y su humildad. En invierno se le ofreció dos alternativas: salir cedido o probar suerte en el filial. Optó por lo segundo. Mere le hizo un hueco en el equipo y tampoco resultó un éxito. Es más, sus dos partidos en el once como titular en el B acabaron, para más inri, en derrota de un equipo que hasta el momento apenas perdía puntos. Fue el detonante de que la temporada iba a acabar en fracaso para él.

Hace unas semanas Quique Pina no descartó que el Cadiz CF pidiese un año más la cesión de Gastón. Aunque falta por confirmar, lo cierto es que tanto Cordero como Pina no terminan de arrojar la toalla con el hermanísimo del Kun. “La experiencia me dice que hay jugadores extranjeros que no se adaptan bien al fútbol de un país hasta que pasan el primer año y ese puede ser el caso de Gastón”, llegó a decir Pina cuando habló del rendimiento de Gastón. Por eso mismo, el consejero delegado del Cádiz CF estaría dispuesto a volver a apostar por Del Castillo.

Algo más prudente se muestra su mano derecha cuando le toca hablar del Kunsito. “En diciembre estuvimos cerca de cederlo a un club de Segunda B pero tras hablar con él, optamos porque compitiera con el filial. Él lo vio bien, pero pasadas una semana nos dijo que no estaba cómodo y que la experiencia no estaba siendo satisfactoria. En esos casos, lo mejor es no forzar la máquina y volvió a sus entrenamientos con el primer equipo, donde Cervera en todo momento le ha dado su sitio”, cuenta el director deportivo del Cádiz CF, Juan Carlos Cordero.

Cordero cree que a pesar del decepcionante año que Gastón ha pasado en el Cádiz CF, el jugador puede sacar “una experiencia positiva” de su estancia en Cádiz.

En su descarga, Cordero recuerda que el joven “ha pasado muchas lesiones y ha estado mucho tiempo fuera de la dinámica de grupo”. Algo que coincide con las opiniones que este medio ha podido pulsar de empleados del Cádiz CF que han vivido el día a día del jugador argentino. “Tiene cosas interesantes, tiene calidad pero entre las molestias, la adaptación y lo que se esperaba de él no ha podido nunca sentirse bien para poder desarrollar su fútbol. Es un jugador con el que hay que tener paciencia”, dice un componente del cuerpo técnico cadista que sigue creyendo en las facultades de un Gastón del Castillo que nunca ha estado a la mínima altura de lo que se podía esperar de él.