Ivan Kekojevic avanza con el balón controlado.
Ivan Kekojevic avanza con el balón controlado.

Cádiz CF

Y con el frío se entonó Kecojevic

Sus dos goles de cabeza ante Betis y Albacete lo han convertido en un arma ofensiva más para Cervera

Por  8:02 h.

Ivan Kecojevic (10/04/1988, Bar, Montenegro) llegó el pasado verano sin hacer ruido. Un completo desconocido, el central balcánico llegaba para reforzar una posición que contaba con la ‘tara’ de Sankaré, que acabó la temporada pasada lesionado y todavía no se ha enganchado al trabajo grupal.

Kecojevic procedía del Zurich, equipo de la Primera División suiza. Antes visitó los colores del Gaziantepspor, un club turco de Segunda División. Y antes, el defensa cadista pasó por tres equipos de la liga serbia, donde se curtió de experiencia después de salir de la pequeña liga de su país.

El jugador de 29 años comenzó siendo suplente en la Liga y es considerado en la actualidad (Sankaré al margen) el cuarto central por detrás de Servando, Villanueva y Marcos Mauro.

Lo que le pasa a Kecojevic es que cada vez que le toca jugar se lo pone muy complicado a su entrenador. Siempre cumple, nunca se equivoca. Y claro, esas dos premisas valen un potosí para Cervera, que ya medita darle continuidad en las siguientes semanas dentro del once titular que comienza a consolidarse gracias la última victoria.

Pero lo cierto es que el montenegrino siempre que ha entrado en el once ha sido por circunstancias adversas, bien por lesión de un compañero, bien por sanción. Y siempre ha cumplido hasta que en sus dos últimas actuaciones ha dejado de cumplir para convertirse en un arma ofensiva de incalculable valor. Con la llegada del frío, el montenegrino se ha venido arriba. Y de qué manera.

Su labor en el partido de Copa, donde se le castigó con falta una entrada que supuso el empate a uno del Betis después de que Marcos Mauro le enviase un balón muy comprometido, fue sobresaliente. Su gol, el quinto del Cádiz CF, supuso la sentencia para el pase de ronda y para apagar la llama de la remontada del conjunto verdiblanco. El montenegrino impuso su 1,91 de altura en el centro de Salvi y el Cádiz CF finiquitaba un partido y una eliminatoria donde Keco fue determinante.

No contento con ello, y aprovechando la lesión de Mikel Villanueva, repitió en el once de Cervera el pasado domingo ante el Albacete. El zaguero lo volvió a ser, pero ahora marcó a cuatro minutos del final de la primera parte y para abrir un partido que hasta el momento estaba muy cerrado y prometía seguir cerrándose en la reanudación.

Si en Sevilla conectó un centro de Salvi Sánchez, esta vez le tocó rematar fuerte y en seco un centro de saque de esquina de José Mari, que en las últimas jornadas se ha convertido en el guante del Cádiz CF.

El gol de Kecojevic, que fiel a su carácter serio y reservado apenas celebró el gol más que con un gesto magnánimo y abrazando a Alvarito en brazos, lo pone favorito en las quinielas para que este sábado repita en el once formando una zaga que ha visto como Servando también ha desaparecido del eje de la zaga pero para ponerse como parche por la lesión de Javier Carpio.

Lo que está claro es algo. Hoy por hoy, el Cádiz CF puede estar más que satisfecho de haber dejado salir (previo cobro de 1,5 millones de euros) a Aridane al Osasuna. Al canario le han venido a reemplazar dos centrales que a medida que van sumando minutos con la elástica amarilla van aportando recursos ofensivos a un Cervera que ha visto como su pizarra ha comenzado a funcionar de manera impresionante.
Marcos Mauro, Mikel Villanueva e Ivan Kecojevic son tres escuderon de primer orden para Cifuentes.