Fernando Arévalo, presidente de la Federación de las Peñas del Cádiz CF.
Fernando Arévalo, presidente de la Federación de las Peñas del Cádiz CF.

Cádiz CF

Fernando Arévalo espera que el club tome medidas si los responsables son socios del Cádiz CF

"Es una pena que los padres nos tengamos que pensar llevar a nuestros hijos al fútbol por estos actos", dice el presidente de la Federación de Peñas

Por  15:40 h.

Como era de esperar, el presidente de la Federación de Peñas del Cádiz CF, Fernando Arévalo, ha condenado enérgicamente los incidentes del pasado domingo en las instalaciones deportivas de El Rosal y pide al club de Manuel Vizcaíno, en el caso de que algunos de los ultras implicados sean socios del Cádiz CF, «que se le retiren los abonos como medida lógica que ha han hecho otros clubes con situaciones parecidas».

Hasta el momento, ya se conoce que son 21 los ultras que han sido identificados tras un reyerta que se saldó con dos heridos, ambos seguidores del Xerez.

A Arévalo le molesta que «otra vez haya tenido que salir el nombre del Cádiz CF en los informativos del país ligado a estos desagradables incidentes y no a resultados deportivos o desplazamientos en los que la mayoría de cadistas nos comportamos civilizadamente y compartimos la fiesta del fútbol con nuestros rivales». Y añade el control que hay en todos y cada uno de los viajes que la Federación organiza. «Nosotros nunca hemos tenido ningún problema. Tenemos el nombre de todos los aficionados que se montan en el autobús y gracias a los responsables de estos viajes (Pepe Rodríguez y Juan Berrrocal) nunca hemos tenido problemas de ningún tipo. Al contrario, suele ser normal que los dueños de los bares o restaurante donde paramos a tomar algo nos felicitan por nuestro comportamiento. Esperemos que el club tome medidas con los responsables porque es una pena que los que tenemos hijos pequeños tengamos que pensarnos llevarlos al fútbol por estos vándalos. Es una barbaridad que no conduce a nada», afirma.

Comunicado oficial

Una vez que Arévalo ha atendido la llamada de Canal Amarillo, la Federación que representa ha enviado un comunicado oficial que no viene más que a secundar las duras palabras de su presidente.

Dice así:

La Federación de Peñas Cadistas lamenta y condena que unos energúmenos vayan a un partido en el Rosal a buscar y generar violencia.

Eso no es ayudar al Cadiz CF B ni animar al Xerez CD, sino hundirlos en la mayor de las miserias. No representan a nadie y no los queremos en el fútbol. Hay que actuar en consecuencia para que cualquier cadista o aficionado de otro equipo pueda acudir a un campo de fútbol sin miedo. Un estadio y sus alrededores no es un ring, ni un campo de batalla, es fútbol de nuestros equipos que nos gusta disfrutar con los amigos, familiares y, sobre todo, esos pequeños que en estos casos te miran horrorizados y dudan si volver a ver a su equipo. Basta ya de rivalidades absurdas llevadas más allá del terreno de juego.

Viva el fútbol y el disfrute de un deporte que levanta pasiones y genera amistades cuando es bien entendido.