Fausto Tienza es amonestado durante un Granada-Osasuna en Primera.
Fausto Tienza es amonestado durante un Granada-Osasuna en Primera.

CÁDIZ CF

Fausto Tienza, un mediocentro defensivo curtido en el barro

El centrocampista extremeño llegó a jugar en Primera después de su paso por varios clubes de Tercera, Segunda B y Segunda

Por  7:33 h.

La segunda incorporación del Cádiz CF en el presente mercado de invierno ya es una realidad: Fausto Tienza es nuevo jugador de la escuadra gaditana.

Mediocentro defensivo de 28 años y procedente de Osasuna, su trayectoria deportiva no ha sido sencilla para llegar a la elite.
Formado en las categorías inferiores del Valencia, Fausto Tienza llegó a debutar con 16 años en el Valencia Mestalla gracias a la confianza que en él depositó Camarasa. Fue en una cita entre filiales ante el Barça B en la Ciudad Condal durante un partido de la categoría de bronce. 2-2 acabó el encuentro.

Años después, en 2009, comenzó su peregrinar por Segunda B de manera más continua tras su paso por Tercera con La Nucía. El salto a la división de bronce lo dio de la mano de Miguel Rivera en el Caravaca, donde coincidió con excadistas como Raúl Albentosa y Dioni. Y de ahí pasó a La Muela, escuadra en la que sí fue importante pero no pudo evitar el descenso a Tercera.

Melilla y Betis B fueron sus siguientes destinos, y ahí se vio las caras con el Cádiz CF, su actual equipo, en el Grupo IV de Segunda B. En el Álvarez Claro comenzó en la temporada 2011/2012 de la mano de Óscar Cano, coincidiendo con Rubén Cruz como compañero. Ahora no lo harán en la Tacita de Plata por escasos días.

La temporada siguiente en la ciudad norteafricana la empezó con Juan Moya en el banquillo, aunque a mitad de curso se marchó al filial del Betis ante la llamada de Óscar Cano, su gran valedor. No pudo evitar otro descenso a Tercera, pero al menos sí pudo debutar con el primer equipo en Primera. Una oportunidad que jamás olvidará. Fue ante Osasuna y gracias a Pepe Mel. Los heliopolitanos ganaron 2-1 a los navarros ese día. Él tenía entonces 22 años.

Y Fausto Tienza continuó una temporada más en el filial verdiblanco hasta que llegó el salto a Segunda para formar parte de la plantilla del Alcorcón. En el club alfarero estuvo a las órdenes de Pepe Bordalás, primero, y Juan Ramón López Muñiz, después. Por lo tanto, su experiencia en la categoría de plata es más que evidente.

Su último destino fue Osasuna, donde jugó el curso pasado 19 encuentros en Primera y en este primer tramo de temporada en Segunda.

En Pamplona tuvo como entrenadores a Enrique Martín, Joaquín Caparrós y Petar Vasiljevic en Primera, así como a Diego Martínez en Segunda. Eso sí, con el técnico vigués apenas ha disputado cinco encuentros.