Alessandro Gaucci, en su despacho en el Marbella.
Alessandro Gaucci, en su despacho en el Marbella.

CÁDIZ CF

El escándalo de los amaños salpica a Gaucci

Vinculan al que fuese mánager general en el Cádiz CF y hombre fuerte de Sinergy en la entidad cadista con Nobile Capuani

Por  10:57 h.

La investigación sobre los presuntos amaños del CD Eldense va a más y las sorpresas aumentan. La conexión de este escándalo con una trama internacional especializada en la manipulación de resultados para apuestas ilegales puso sobre la mesa el nombre de Nobile Capuani (ya intentó suspender el Jumilla-Cádiz CF en 2016 para regresar al club vinícola, su última aventura antes de llegar a Elda).

Con Capuani imputado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Elda por los delitos de pertenencia a organización criminal y corrupción, nuevas caras se unen al asunto. Según apunta ‘El Confidencial’, y sin ir más lejos, Ércole di Nicola y un rostro muy conocido por el cadismo: Alessandro Gaucci. 

Capuani habría reconocido en sede judicial que entre los inversores a los que supuestamente representa se encuentra Ércole di Nicola, un exjugador y exdirector deportivo italiano que ya fue detenido en mayo de 2015 por amañar al menos ocho encuentros de la Lega Pro (Segunda B trasalpina). Tal y como apunta ‘El Confidencial’: “Di Nicola jugaba un papel destacado en esa trama de amaños de Italia, desarticulada en la operación ‘Dirty Soccer’. La Fiscalía de Catanzaro (Calabria) considera acreditada las relaciones de este grupo con el temible grupo mafioso ‘Ndrangheta”.

Y es entonces cuando aparece el nombre de Alessandro Gaucci. Otrora mánager general en el Cádiz CF y hombre fuerte de Sinergy en su etapa en el club cadista, el pasado verano recaló en el Marbella (Segunda División B). Sin embargo, en diciembre, cuando el equipo costasoleño ocupaba el segundo puesto de la clasificación, Gaucci fue repentinamente despedido. La directiva no explicó los motivos. Y es que, según Rafaelle Pandalone, vicepresidente del Marbella, decidía prescindir de los servicios de su compatriota. Según apuntaba en su día Onda Cero,  la disparidad de criterios entre ambos había motivado su salida. Gaucci era empleado de Pandalone y no del Marbella, por lo que la decisión es personal.

Mientras, los investigadores sostienen que Capuani sólo sería el rostro que habría utilizado este grupo mafioso radicado en Italia para infiltrarse en el fútbol español. Por ahora, no están previstas más detenciones en esta primera fase del caso, aunque la sección de Juegos de Azar de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional continúa realizando indagaciones y ya dispone de indicios que terminarán elevando el número de implicados. De momento, además de Capuani, están imputados los entrenadores Filippo Vito di Pierro y Fran Ruiz Casares y los jugadores españoles Mikey Fernández y Nico Cháfer, ambos centrocampistas.