Alexander Grinberg, mecenas del Marbella.
Alexander Grinberg, mecenas del Marbella.

CÁDIZ CF

“En Rusia conocí al Cádiz CF de Mágico y el de la tanda de penaltis con el Málaga”

Entrevista a Alexander Grinberg, el 'Abramovich' del Marbella: "No concibo el fútbol para ganar dinero, pero tampoco para perderlo"

Por  17:23 h.

Desde Rusia con amor, al fútbol y a Marbella, Alexander Grinberg echaba el ancla en la Costa del Sol hace ocho años. Propietario de una inmensa fortuna por la que ha aparecido en la revista Forbes, dedicaba una parte de su inversión a su gran afición, al estilo de otros paisanos tan celebérrimos como Abramovich (Chelsea), con el que se le compara por su lugar de procedencia y por sus intenciones, “aunque él tiene más dinero”, bromea.

En una amplia e interesante entrevista, el magnate desvela sus proyectos en el Marbella (sueña con llevarlo a Segunda y pelear por la élite) y esboza sus líneas de actuación, su filosofía. “No concibo el futbol para ganar dinero, pero tampoco para perderlo”. Más claro, imposible.

Este domingo recibe al Cádiz CF, un club que pese a su actual peregrinar en las catacumbas del balompié patrio tenía un caché internacional como demuestra el conocimiento de Grinberg. “Lo conozco de hace muchos años, cuando jugaba Mágico González. Y recuerdo esa tanda de penaltis con el Málaga”. Muchas cosas que decir. En exclusiva, Alexander Grinberg para Canal Amarillo.

-¿Como y por qué compra un ruso el Marbella FC?

-Tengo casa en Marbella desde hace más de 8 años y resido aquí. Esta ciudad, sus gentes y su estilo de vida, me encantan y mi familia y yo estamos muy a gusto. Entrar en el Marbella FC fue una gran decisión derivada de mi gran amor al futbol. Desde pequeño lo practicaba en Rusia y lo practico cuando puedo, y cuando tuve oportunidad de ayudar al equipo de la ciudad que tan bien me acogió, no me lo pensé y un grupo de amigos y yo decidimos apostar por ello.

-Dado el paso, ¿Ha merecido la pena? ¿Se arrepiente? Lo digo porque el fútbol no es un negocio normal. Puedes hacer el mejor trabajo que todo depende de que al final entre la pelota en la portería.

-Por supuesto que merece la pena. Estoy muy feliz y orgulloso de impulsar un proyecto interesante, con afán de mejora continua y de permanencia a largo plazo. Con trabajo, esfuerzo y dedicación, siempre hay más posibilidades de que la pelotita entre.

-¿Cuál es su objetivo a corto y medio plazo?

-Tenemos varios objetivos en nuestra hoja de ruta: Queremos ir mejorando la estructura del club a todos los niveles. El Director General Timoteo Bravo está liderando un inteligente plan estratégico que pasa por varias fases, siendo a corto plazo la más inmediata la conversión del Marbella FC en Sociedad Anónima Deportiva para dotarlo de solidez financiera, claridad institucional y músculo estructural para afrontar ilusionantes retos deportivos y empresariales. Además de ello, son claros los avances en control de gestión, optimización financiera y de tesorería, marketing, branding, merchandising, sponsorizaciones….

Marbella es una ciudad importante a nivel internacional y se merece un club a su altura. La idea es trabajar y luchar para ascender a Segunda División A. Es un reto muy difícil y somos conscientes de que muchos equipos con una tradición, base de afición, estadios y resultados deportivos mucho mayores tardan muchos años en conseguirlo, pero a ilusión y compromiso estoy seguro no nos ganará nadie.

De igual modo, la construcción de una ciudad deportiva para uso del Marbella FC y de los equipos que comprendan lo privilegiado de este entorno para sus ‘stages’, amistosos, etc es un reto que esperamos poner en marcha antes de 18 meses para orgullo de nuestra ciudad y nuestra institución.

Por último, la cantera, el fútbol base, crear afición desde pequeños, captación de talentos y crecimiento metodológico es fundamental para la supervivencia y avance del club, estando orgullosos de que más de 350 niños conforman unos escalafones inferiores del Marbella FC que desde hace 2 años están mejorando paso a paso con el objetivo de estar a la vanguardia y que seamos reconocidos por ello.

-¿Es posible que el Marbella, a la sombra de otros clubes más potentes como el Málaga, pueda hacerse un hueco en la Liga de Fútbol Profesional?

-El Málaga CF es un espejo donde mirarse, pero pensamos que la ciudad de Marbella y su equipo pueden ser dignos y prestigiosos acompañantes en la LFP. Lo que no cabe duda es que el futbol moderno se ha convertido en un gran negocio global que requiere de grandes inversiones. Es un mundo imprevisible y sin asegurar nada porque nadie puede hacerlo-

-¿En el fútbol (como en la vida) casi todo se puede conseguir con dinero?

-El dinero, la inversión, pueden ayudarte a crecer pero tenemos muchos casos de inversiones millonarias que después no conllevan resultados deportivos a la altura de dicha inversión…todos tenemos en mente muchos casos.

-Su proyecto en el Marbella, ¿cuánto tiene de negocio y cuanto de sentimentalismo? Son muchos los empresarios que invierten en el fútbol pero solo como vehículo, como camino para llegar a otros intereses ajenos al deporte.

-Lo adecuado es un equilibrio justo entre sentimiento y resultados deportivos y económicos. No concibo el fútbol para ganar dinero, pero obviamente tampoco para perderlo.

-¿Cuál es la fórmula del éxito? ¿Se puede aplicar al fútbol, o este negocio necesita de algo más, de un ‘plus’?

-En mi vida empresarial y personal sólo concibo el éxito a base de trabajo, trabajo, trabajo y rodearte de los mejores, de los que te enseñen, de los que saben más que tú para mejorar. Me gusta escuchar, valorar y tomar luego decisiones con criterios y  argumentos razonables….y no me duelen prendas en rectificar cuando veo o me hacen ver que no llevo razón. Me gusta la humildad y sencillez, el diálogo… pero también la firmeza cuando sea preciso.

-El año pasado no salió la cosa en Marbella como se esperaba. ¿Qué ha aprendido de ello?

-Éramos recien ascendidos en la categoría, teníamos mucha ilusión por hacer las cosas bien. Se generaron muchas expectativas con un  proyecto continuista y quizá eso influyó a nivel de presión y autoexigencia. El modo y sistema de 3ª obviamente no valía para 2º B y afortunadamente fuimos capaces de reconducirlo hacia una meritoria décima plaza. Sin duda hemos aprendido muchísimo.

-¿Qué tiene que ver con Abramovich? En forma de ser, de gestionar…

-Respeto muchísimo las ideas y forma de trabajar del Sr. Abramovich, pero está claro que el Chelsea no es el Marbella. Ni yo quiero ser considerado en ningún caso como alguien que pone el dinero, la ‘pasta’ como he aprendido dicen en esta tierra. No me considero un mecenas salvador ni me gusta que se dirijan a mí en esos términos. Sonrío pero en mi interior no me siento identificado con esa denominación. En realidad el grupo que yo represento proporciona la tranquilidad de un 65-70% del presupuesto global del Marbella FC, pero mi equipo directivo tiene el deber y la responsabilidad de buscar el resto de los recursos con sponsorizaciones, patrocinios, convenios, acuerdos, abonos y taquillaje. Es muy difícil captar todo ello en una categoría en la que no hay TV ni tanto seguimiento mediático pero aún así se consigue.

-Este domingo visita el nuevo Municipal el Cádiz CF. ¿Qué le parece este club? ¿Lo conocía antes?

-El Cadiz CF es un equipo histórico, que conozco desde que vivía en Rusia. Recuerdo al Cádiz de Mágico, y esa tanda de penaltis con el Málaga, que era un club muy seguido en mi país. Me encanta el sentimiento de los aficionados, su alegría, su pasión y sin duda merecen estar en otra categoría superior. Esta temporada pasada me sorprendió y a la vez me entristeció que no lograran el ascenso.

-¿Alguna vez le han ofrecido comprarlo? ¿Sería una posibilidad?

-Vivo en la Costa del Sol, deseo desplegar mis negocios y mi vida en esta tierra y ámbito de actuación. Nunca me han ofrecido la compra de este club, ni me lo planteo. Tengo mucho respeto por ese club tan querido y le deseo siempre los mayores éxitos.

-Como aficionado al fútbol, hincha del Spartak de Moscú, ¿qué es lo mejor y lo peor de este Cádiz?

-Me gusta el fútbol muchísimo, me apasiona y creo que el Cádiz tiene un grandísimo equipo, una afición de primera y un estadio formidable. Lo tiene todo para tener éxito y así le deseo.

-Marbella y Cádiz están igualados en la clasificación. ¿Cómo cree que será el partido del domingo? ¿Hay favorito? ¿A final de temporada estarán peleando por el mismo objetivo o tienes objetivos diferentes?

-Sin duda será un partido muy disputado entre dos grandes equipos. El Cadiz CF en esta categoría siempre es favorito por muchas razones. Le tenemos un gran respeto, pero sin duda confiamos en nosotros mismos y sabemos que podemos ganarles. Sería una gran noticia estar junto al Cadiz luchando arriba en esta temporada.

-¿Nota el apoyo de la gente de Marbella, de los poderes públicos, o necesita algo más?

La gente de Marbella es maravillosa y siempre nos ha demostrado cariño y agradecimiento, pero sinceramente necesitamos bastante más apoyo de la afición y crecer en abonados y asistencia al estadio. Trabajamos mucho e intensamente en todos los colectivos, empresas, colegios, escuelas deportivas, asociaciones de diferentes nacionalidades, etc. Porque si queremos un equipo grande y consolidado es fundamental este apoyo general. No se puede estar siempre dependiendo de capital externo porque el Marbella FC ha de ser lo que los aficionados al futbol y empresas de esta ciudad quieran.

Tengo sana envidia cuando viajo a otros estadios y veo público como el del Cádiz, Linares, Balona… que llenan sus estadios y tienen un increíble amor, pasión y lealtad por sus colores. El fútbol es parte fundamental de sus vidas y de su rutina semanal.

En Marbella tenemos la suerte de tener muchas opciones de ocio y la posibilidad de práctica de diferentes deportes como golf, vela, padel, tenis y una multiculturalidad e internacionalidad que hace que el sentimiento de apego y seguimiento a unos colores sea más complejo. Tenemos esperanzas en que la eclosión de nuestra cantera y los buenos resultados deportivos que esperamos obtener acerquen cada vez a más personas y que volvamos a ser ese equipo con tanto seguimiento como en los años 90 cuando militaba en Segunda y a punto estuvo de conseguir el ascenso a Primera. Como se suele decir, lo mejor está por llegar,

-El nombre de Marbella se ha asociado a cuestiones muy negativas en los últimos años (sobre todo corrupción). ¿Puede el fútbol cambiar esa imagen? ¿Siente que todavía tiene esa mancha la ciudad?

Esa imagen está prácticamente olvidada, quedando sólo resquicios en las noticias de la prensa rosa, pero sin ninguna repercusión a otros niveles. La inversión está viniendo y en el entorno en el que me muevo, Marbella, es un punto de inversión de primer nivel. El fútbol es un excelente canalizador de este cambio a mejor y queremos que el Marbella FC sea reconocido por la profesionalidad, la caballerosidad y el respeto que debemos a todos nuestros rivales.