Los futbolistas del Lucena pasan por problemas deportivos y apuros económicos
Los futbolistas del Lucena pasan por problemas deportivos y apuros económicos

CÁDIZ CF

El Villanovense le paga la cena a los desahuciados jugadores del Lucena, próximo rival del Cádiz

Tras el partido, el club rival de esta última jornada le invitaba a pizzas para que los futbolistas no se fueran sin comer

Por  17:52 h.

El Cádiz CF visita este sábado al Lucena, un campo que se le da especialmente mal y donde ha sufrido grandes pinchazos, algunos con goleada, en los últimos tres años. No obstante, el encuentro de esta temporada será muy diferente.

El duelo entre gaditanos y lucentinos solía ser por el ‘play off’, un choque en la cumbre, pero ahora el equipo de Claudio se enfrentará a un Lucena hundido, sumido en una gravísima crisis económica, con futbolistas que llevan varios meses sin cobrar y que tienen problemas hasta para comer.

La directiva no responde y los actos de protesta de los jugadores celestes no han surtido el efecto deseado. Amagaron con no viajar a El Palo, pero finalmente reconsideraron su postura. Comienzan todos los partidos con un gesto simbólico, poniéndose de rodillas, y con mensajes que advierten de que su situación es límite.

Otra dura prueba del crítico momento de los cordobeses se vivía este domingo en Villanueva de la Serena. La directiva del club rival, el Villanovense, invitaba a cenar a los desahuciados jugadores del Lucena. El mismo entrenador Serafín Gil lo reconocía en rueda de prensa y agradecía el detalle. “La directiva villanovense nos ha pagado las pizzas para después de jugar”.

No es la primera vez. “Cuando jugamos en Cartagena, los aficionados rivales nos dieron comida y bebidas. Esto no tiene nombre, por encima del fútbol están las personas”, criticaba el entrenador. Habrá que ver si el Cádiz CF tiene también un gesto con el adversario de este sábado, que solo lo será en el terreno de juego.

El entrenador del Lucena, de utillero

Y es que en el Municipal de Lucena se están viviendo situaciones rocambolescas esta temporada. No aparece nadie de la directiva, ningún representante del club, por el palco desde hace un mes (no estuvieron en los choques ante Arroyo y Córdoba B). Así pues, lo lógico es que Manolo Vizcaíno y compañía se encuentren solos, sin anfitriones, este sábado. Y más vale que no aparezcan porque la tensión existente en el vestuario podría ocasionar algún lamentable incidente.

Hay más. En Semana Santa, el plantel lucentino se quedaba sin utillero. Se marcha por impagos, y ahora mismo el entrenador ‘Sefi’ es el encargado de realizar su trabajo en las taquillas, organizar los desplazamientos (sin saber si tendrá dinero para viajar y comer) y hasta de regar el césped.

Mientras el Lucena se hunde en el apartado institucional, sus jugadores y la afición intentan rescatarlo de una muerte anunciada. La plantilla ha vendido abonos y papeletas de rifas como si se tratara de un viaje del instituto; se han llegado a acuerdos con McDonalds para abaratar precios de entradas a cambio de hamburguesas; se han organizado atracciones para los pequeños… todo con el fin de recaudar algo de dinero para sobrevivir. La AFE ya les ha advertido de que posiblemente no cobrarán lo que le deben, pero lucharán hasta el final por mantener la categoría. Están a tres puntos de la salvación. Y es la única posibilidad, remota, de que puedan recibir los frutos merecidos por su trabajo.