El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Cádiz CF

El TAD ya reprobó al Real Madrid hasta en dos ocasiones

El órgano dependiente del CSD no se dejó llevar por presiones del entorno blanco

Por  18:16 h.

Una vez que el Juez Único de Competición el pasado viernes tumbase con dureza el recurso presentado por el Real Madrid para defender, basándose en la buena fe, entre otros argumentos, la alineación indebida del ruso Denis Cheryshev, mañana jueves le tocará el turno al Comité de Apelación, órgano también vinculado a la Real Federación Española de Fútbol. La idea lógica es que Apelación, al depender de la misma institución que hace unos días se expresara con tanta contundencia para aniquilar el recurso del Real Madrid, le vuelva a dar malas noticias al Real Madrid y ya nada más que le quede la última opción con la decisión que tome el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), seguramente el viernes. En todo caso, con el tiempo necesario para que tanto Real Madrid como Cádiz CF sepan si jugarán o no el próximo miércoles 16 de diciembre.

Las presiones que está ejerciendo el Real Madrid, tanto de sus simpatizantes más mediáticos como de la prensa afín, siguen estando a la orden del día para conseguir que el TAD pueda darle la vuelta a la tortilla y le levante la sanción para poder seguir compitiendo en la Copa del Rey el próximo 16 de diciembre, miércoles, en el partido de vuelta ante el Cádiz CF en el Santiago Bernabéu. Encuentro que por cierto ha sido el único de los dieciseisavos de final de vuelta al que el Comité Técnico de Árbitros (CTA) ha dejado sin designar un colegiado.

La esperanza del Real Madrid descansa en la independencia del TAD, órgano que pertenece al Consejo Superior de Deportes (CSD) y cuyo presidente es Enrique Arnaldo, que lidera un equipo de siete juristas que decidirán si el Real Madrid queda eliminado de forma definitiva.

Lo cierto es que muchos cadistas, temerosos de la gigantesca maquinaria mediática y empresarial que acompaña al Real Madrid y todos los intereses que dicho club genera (apuestas, derechos de televisión, interés internacional…) no las tienen todas consigo pese al rapapolvo jurídico que dio el Juez Único al recurso formulado por el Real Madrid para salvar el primer ‘jaque mate’.

Caso Cristiano Ronaldo

No obstante, lo cierto es que a lo largo de la pequeña historia del TAD, que es la unión del extinto Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) y la Junta de Garantías Electorales (JGE), este organismo ya ha dado muestras de no dejarse presionar por ningún tipo de medida. Es más, la primera decisión importante que tomó el TAD se remonta al pasado 22 de febrero de 2014, día en el que desestimó el recurso del Real Madrid para que rebajase la sanción del Juez Único de tres a dos partidos por un manotazo de Cristiano Ronaldo al jugador del Athletic Iturraspe y un posterior gesto despectivo al cuarto árbitro. El Real Madrid estuvo presionando para que sancionasen cautelarmente al jugador hasta que desistió en el tercer encuentro ante el Elche para que, en el caso de que se la concediesen, pudiera jugar, como hizo, ante el Atlético de Madrid.

Caso Sergio Ramos

Algo parecido le ocurrió al Real Madrid un mes después. En este caso el futbolista era Sergio Ramos, que vio la tarjeta roja al derribar en el clásico, de forma no intencionada, a Neymar siendo último hombre y cometiendo penalti. El club blanco volvió a recurrir pidiendo la sanción cautelar al TAD para que su capitán pudiera jugar en Sevilla, donde hasta viajó el defensa como medida de presión. Pero de nuevo, nones. Y el central blanco cumplió su partido de sanción viendo el partido desde la grada del Sánchez Pizjuán.

Dos antecedentes en los que el Real Madrid vio como también el TAD le tumbaba su petición para convertir la sanción en una cautelar para sus jugadores sancionados, precisamente, lo que busca ahora en el asunto de Cheryshev para que se juegue el partido de vuelta después de que el Juez Único, y en breve Apelación, hayan declarado el partido ya suspendido por eliminación del Real Madrid por alineación indebida.