Josete y Servando hablan con Aulestia al final de un partido.
Josete y Servando hablan con Aulestia al final de un partido.

Cádiz CF

El reto de Aridane, Servando y Josete

El curso pasado la defensa encajó 24 goles en la temporada regular

Por  12:50 h.

La incorporación de Aridane a la defensa del Cádiz CF deja prácticamente cerrada la altas en la defensa del equipo cadista salvo sorpresa de última hora. El central canario, Josete y Servando forman un trío defensivo con una difícil pero a la vez necesaria misión para que el Cádiz CF vuelva a formar parte de la Liga Profesional: ser el equipo menos goleado de la categoría.

Por supuesto, no es una tarea que incumbe solo a la línea defensiva sino a todo el plantel; desde el recién incorporado portero Cifuentes hasta el nuevo delantero procedente del Benfica, Lolo Pla. Aun así, en caso de éxito o fracaso, los ojos del aficionado suelen poner su punto de mira en los centrales y enaltecerlos como grandes héroes o proclamarlos como los peores villanos.

Además, al contrario que con la delantera, la cual salvando la última temporada o gloriosas excepciones siempre ha sido un quebradero de cabeza para la dirección deportiva y una razón para llorar más que para reír para afición amarilla, desde que el Cádiz CF descendiera a Segunda B en la temporada 2009/10, en la que encajó 64 goles, la defensa cadista ha sabido siempre sacar al menos un aprobado al final de la temporada, nunca encajando más de 38 goles.

El pasado curso, con Servando y Josete y con un papel muy secundario, casi un cameo, de Arregi, el Cádiz CF logró ser el equipo que menos goles encajó en la categoría, 24.  Una cifra que en los últimos cinco años sólo ha sido superada por el Real Murcia, futuro rival del Cádiz CF en la Copa del Rey, en la temporada 2010/11, en la que encajó 21 goles, e igualada por el Real Jaén en la temporada 2013/13. En estos cinco años, el Cádiz CF ha sufrido sus mayores cifras en contra en la temporada 2013/14 y 2012/12, en las que encajó en ambas 38 goles, unos números que, aunque muy mejorables para un equipo que tiene que mirar hacia arriba en la tabla, no son una catástrofe (el Albacete logró ser primero con 31 goles encajados hace dos temporadas).

Es este uno de los grandes retos del equipo de Claudio durante esta temporada, mantener el nivel defensivo mostrado durante las últimas campañas, especialmente, el visto la temporada pasada. Superarlo sería un gran paso para cumplir el gran objetivo de esta campaña: el ascenso.