Manolo Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.
Manolo Vizcaíno, presidente del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

El plan de Manolo Vizcaíno

El presidente ha aguantado sorprendentemente la presión; salvado el primer 'match ball' gracias a la Copa, se la juega sobre el terreno de juego

Por  15:05 h.

David Buitrago ha ejercido la opción de compra del 50% de las acciones de Locos por el Balón. Es el último movimiento para presionar a Manuel Vizcaíno. Quique Pina no lo quiere en el Cádiz CF (no piensa colaborar mientras permanezca en el club), por lo que hace meses inició una maniobra de acoso y derribo que se embraveció con la marcha de Jorge Cordero.

Al no estar de acuerdo con su manera de actuar, de gestionar el club gaditano, le ha cortado la vía deportiva y antes la económica. Vizcaíno ya no cuenta con Solver en el pecho de la camiseta amarilla, ha tenido que redoblar sus esfuerzos para encontrar dinero suficiente, tan escaso en estos tiempos. Tampoco el plantel tiene el nivel de otras épocas, como el de la temporada pasada o el de la campaña 2011-12.

El sevillano, que ha declarado que nunca se hubiera embarcado en esta aventura sin el murciano de la mano, aseguró que todas las decisiones importantes las consultaba con el presidente del Granada. Ante estos ataques debería haber cedido, debería haber caído.

Pero, sorprendentemente, Vizcaíno se mantiene firme. No se achanta. Ha soportado las distintas embestidas, consciente de que todavía quedan muchas por llegar. Y su objetivo es aguantar. Tiene la sarten por el mango porque es el administrador único de Locos por el Balón, así que manda sobre esa entidad y por ende sobre el Cádiz CF al ser de su propiedad. Eso solo lo puede cambiar él, o un juez tras un largo e incómodo litigio.

Le ha dolido que ejercieran esa opción de compra, pero no es una jugada decisiva. Mientras espera que el Consejo Superior de Deportes (CSD) frene esa operación; que no le dé validez argumentando que detrás de Buitrago se esconde Quique Pina, y la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas impide que una misma persona maneje el 5% de dos entidades distintas (artículo 10.2).

Ha respirado con el Gordo de la Copa del Rey, con el ingreso por taquilla que dejará el Real Madrid. Ahora el dinero no es una urgencia inmediata. 

Pagando las nónimas, sabe entonces que se la juega en el césped, sobre el terreno de juego. Depende de los resultados, casi como de un entrenador se tratase. Si el equipo va bien y asciende Vizcaíno será manteado y si se hunde la afición pedirá su cabeza. Al cadismo no le importa quien mande, solo que gane el Cádiz CF.

Ahora mismo el proyecto es suyo de manera individual, y se prepara para reforzar al plantel de Claudio en el mercado de invierno, con el asesoramiento de Enrique y Javier Manzano y por supuesto del entrenador. Ya se habla de Carlos Marchena (ElDesmarque), campeón del Mundo y de Europa, como posible refuerzo. Su estrategia pasa porque el equipo gane y ascienda a Segunda División. Si lo consigue se hará fuerte. Si no, será difícil que le aguante el pulso a Don Enrique Pina Campuzano.