Hugo y Fran Machado apuntan al once titular en El Palo.
Hugo y Fran Machado apuntan al once titular en El Palo.

CÁDIZ CF

El Palo-Cádiz CF: El primer gran paso hacia el sueño

El Cádiz CF, sin Garrido ni Navarrete, aspira a certificar su entrada en el ‘play off’ y dejar casi sentenciado el campeonato

Por  14:25 h.
CD El Palo
0
Cádiz CF
0
CD El Palo: Ballesté, Rafita, Jesule, Aranda, Igna, Cala, Apoño, Durán, Juanillo, Zamorano y Moreno.
Cádiz CF: Aulestia, Óscar Rubio, Servando, Josete, Andrés, Espinosa, Mantecón, Hugo, Kike Márquez o Machado, Jona y Airam.
Juan Luis Pulido Santana (colegiado canario).
Municipal de San Ignacio.

Paso a paso se hace camino al andar. Y golpe a golpe el Cádiz CF abre brecha en su peregrinar hacia Segunda División. Ha marcado con autoridad su marcha de carácter militar con una cadencia castrense. Un, dos, un dos… sumando de tres en tres, rompiendo el ritmo de la categoría y fulminando a los anteriormente competidores, luego perseguidores y ahora… ¿soñadores?

Muy lejos, pero que muy lejos, queda el UCAM Murcia, hace escasas semanas un adversario que acongojaba a los amarillos y ahora otro equipo más que no ha podido seguir al cuadro gaditano, impresionante desde la llegada de Claudio al banquillo. Se encuentra a ocho puntos que son nueve por el ‘goal average’. Con 21 en disputa, las matemáticas advierten de que es posible la caza pero las sensaciones indican que solo una hecatombe de proporciones descomunales impediría que la escuadra amarilla fuera campeona del Grupo IV a finales de mayo.

Primero fue reducir la distancia, luego superarlo y posteriormente poner tierra de por medio. Ahora los objetivos se los tendrá que poner el propio Cádiz. Y el de este domingo (18 horas) es tremendamente jugoso. El conjunto gaditano tiene al alcance de la mano dar el primer paso hacia el sueño: la clasificación para el ‘play off’.

Parece moco de pavo pero es menester recordar las vicisitudes sufridas en los últimos años, por ejemplo el último, para entrar cuarto en esta promoción. El tiempo que aún resta para terminar la competición muestra el nivel exhibido por esta plantilla, que hará la tarea mes y medio antes y sin complicaciones, aquella que otros se dejaron para última hora y que incluso alguna vez (2012-13) se dejó sin hacer.

Un pequeño triunfo del Cádiz CF

Una machada en El Palo permitirá a los amarillos celebrar este pequeño triunfo, si bien hay que mirar de reojo a La Línea, donde el Villanovense tendría que pinchar para no tener que esperar a solucionar su diferencia de goles. Es cuestión de tiempo. Al igual que el liderato, ya que los pupilos de Claudio están a cuatro victorias de ese primer puesto.

No obstante, todas las cuentas pasan por ganar. Y hacerlo en El Palo es realmente complicado. El equipo de este humilde barrio malagueño atraviesa un mal momento de juego y resultados, agravado por el cataclismo en Villanueva de la Serena (4-3), y no ha podido hacer de San Ignacio ese fortín clave para la permanencia.

Pero ante el Cádiz CF todo es distinto, especial. Día del club (cómo no), y máxima presión para doblegar a un rival de enjundia que encima llega con el maillot del líder. En Málaga se toman este encuentro como si de un derbi se tratara, tal y como quedó patente el pasado curso, donde a los cinco minutos Kike López ya sangraba abundantemente con una brecha en la ceja.

El municipal paleño es una caja de cerillas, diminuto, de césped artificial y con la grada pegada al terreno de juego. Con una hinchada que aprieta a sus futbolistas pero especialmente a los contrarios y al árbitro. Sin duda es el escenario más complicado del Grupo IV, amén del rival.

El Cádiz CF, sin dos piezas clave

Y Claudio pierde a sus guerreros en el centro del campo. Especialmente sensible es la ausencia de Jon Ander Garrido, recuperado para la causa el pasado sábado y perdido en el mismo encuentro por una lesión muscular. El único pivote puramente defensivo del Cádiz CF no ha entrado en la convocatoria ante El Palo, y su sustituto, Nacho Navarrete, ideal por envergadura y fuerza, también se cae de la lista.

Asumida la baja de Juan Villar (dos semanas sin él por una microrrotura fibrilar), el técnico de Manises ha de recomponer su equipo. La retaguardia ni se toca. En la medular se obliga a utilizar a los dos bajitos, Espinosa y Mantecón, en un feudo donde predominará el juego aéreo. Y adelante Airam y Jona son fijos, Hugo lo merece por sus números de visitante y hay que elegir entre un pujante Kike y el regular Machado.

En el rival destaca sobremanera la figura de Apoño, un lujo no solo para El Palo sino para la categoría de bronce, pero que por problemas físicos aún no ha podido brillar tras su llegada en el mercado invernal. Se ha recuperado de su lesión y su presencia depende del míster. El principal peligro llegará por banda gracias a la habilidad y pegada de Juanillo. Pero los números indican que este plantel sufre más por la incomodidad de su feudo que cuando actúa a domicilio. La baja de Marín permitirá ver a Durán en el carril derecho.

La dureza de San Ignacio y las ausencias amarillas igualan fuerzas, pero Claudio se ha encargado de reventar las excusas de sus jugadores: ni campo ni bajas. «Hay que ganar en El Palo». Ese altísimo grado de exigencia puesto en práctica por el entrenador será vital para afrontar mes y medio largo de competición sin más aliciente que el de superarse a uno mismo.