David Sánchez, en el partido de esta temporada ante el Murcia.
David Sánchez, en el partido de esta temporada ante el Murcia.

CÁDIZ CF

El Melilla complica la llegada de David Sánchez al Cádiz CF

El club norteafricano pide al futbolista que perdone los cinco meses que le debe para darle la carta de libertad

Por  19:14 h.

El fichaje de David Sánchez por el Cádiz CF se ha complicado. Ni mucho menos se descarta, es probable que el mediocentro vista de amarillo en un futuro, pero lo que se daba por hecho ya no se puede afirmar con tanta rotundidad. El jugador sevillano todavía tiene contrato con el Melilla, por lo que primero necesita rescindir con la entidad norteafricana para así aceptar la oferta que los amarillos han puesto encima de la mesa.

David se reunía esta mañana con el gerente David Torices ‘Dupi’ para tratar el asunto. La negociación iba a ser dura, pero no se esperaba que la proposición del mandatario melillense fuera de esta magnitud. El Melilla debe a sus jugadores hasta cinco nóminas, cinco mensualidades que representa la mitad del sueldo anual de estos futbolistas, modesto al militar en la tercera categoría del fútbol español.

Así que ha pedido al centrocampista que perdone toda esa deuda, que renuncie a ese dinero que no ha percibido en los últimos cinco meses, para así obtener la carta de libertad. David Sánchez, leal con el Melilla, no ha querido hacer declaraciones, pero en la ciudad autónoma aseguran que no está dispuesto a ello y por tanto se ha roto la negociación. Perdona lo que le resta de campaña y la siguiente que tiene firmado pero entiende que es su derecho cobrar el tiempo que ha trabajado.

Una traba inesperada pues el futbolista pensaba que el presidente, que ya ha incumplido con esos impagos, abriría la mano y le permitiría la salida después de haber actuado con la mayor profesionalidad posible. Es más, incluso prefirió no denunciar este verano para no perjudicar al club. Pero el sueldo de David es el más alto de la plantilla y Cristóbal Sánchez ha visto la oportunidad perfecta para ahorrárselo, a cambio de no pedir indemnización al Cádiz CF.

La operación se enfría. Esta semana el Melilla ha prometido que abonará uno de los cinco meses a deber a la plantilla, y si empieza a pagar puede haber movimientos. Puede haber culebrón, con muchas partes tirando de la cuerda, pues el club gaditano necesita reforzarse cuanto antes. Habrá que madurar el fichaje.