El Murcia quiere cerrar la segunda plaza en Algeciras.
El Murcia quiere cerrar la segunda plaza en Algeciras.

CÁDIZ CF

El Melilla aparcará su autobús en Carranza

El nuevo entrenador José Carlos Granero juega con defensa de cinco, con tres centrales a los que suma un mediocentro muy aguerrido

Por  8:00 h.

Es algo que se está perdiendo, pero sigue habiendo entrenadores que recuperan las costumbres del fútbol más tradicional. José Carlos Granero, entrenador de la UD Melilla, apuesta desde hace un mes por una defensa de cinco futbolistas, parte de un sistema que parece de otra época.

El técnico valenciano, sustituto de Fernando Currás, quiere construir la base de la permanencia sobre un férreo engranaje defensivo. Lo primero es dejar la portería a cero, y luego si se puede rascar algo arriba pues bienvenido será. El míster de la UD Melilla actúa con tres centrales y dos carrileros, que guardan su posición antes de lanzarse al ataque.

Además, en el centro del campo cuenta con un auténtico perro de presa. Ali Diakité ha dejado el Guadalajara, donde era uno de sus hombres más destacados pero sin la recompensa mensual del salario, para ayudar al conjunto norteafricano en la búsqueda de la salvación. El costamarfileño es un mediocentro aguerrido, muy defensivo, que no suele dar concesiones al rival si bien anda limitado con la pelota en los pies.

Así que el Melilla plantará su ‘autobús’ en el Ramón de Carranza, para un choque donde suspira arañar un punto con la consciencia de que su pelea es otra bien distinta. Granero, al perder a su lateral derecho Pepe Romero por sanción, cuenta con el capitán Mahanan para esa demarcación. Hamin se mantendrá en la zurda, así que es probable que el centro de la defensa lo compongan Richi, Nando y Bolaños.

Sin encajar goles

El Melilla, que iba directo hacia Tercera, se ha encomendado a este veterano técnico para salvar la categoría, y ha sorprendido su carácter defensivo. Mira antes la portería propia que la ajena, aunque él señala que los dos laterales son carrileros que en ataque pasan a ser extremos.

Los números le dan la razón. Granero apostó por este sistema de cinco defensas en el choque ante el líder Real Murcia, donde le dio resultado para empatar a uno en el Álvarez Claro de Melilla. En los siguientes encuentros no ha encajado ningún gol (meritorio para un equipo con 34 en contra), empatando en Sevilla ante el Betis B y ganando en Lepe al San Roque. Eso sí, creando poquísimas oportunidades (en la localidad hispalense ni tuvo una ocasión clara).

En Carranza se espera un planteamiento muy defensivo, al contrario de los últimos rivales que han pescado puntos en el coliseo amarillo. Sin duda que querrán jugar con el nerviosismo de la afición y del propio equipo cadista.