Aitor y Haan, unidos por sendos golazos
Aitor y Haan, unidos por sendos golazos

Cádiz CF

El gol de Aitor, el disparo del holandés Arie Haan en el Mundial del 78

El tanto del futbolista del Cádiz recuerda al que marcó en su día uno de los mejores jugadores de la 'Naranja Mecánica'

Por  14:47 h.

Un regate, otro, levanta la cabeza y balón para la escuadra. Repasar la jugada que Aitor se marcó ante el Alcorcón es comprobar como se mete un auténtico golazo, digno del mejor jugador del mundo.

Un disparo de más de treinta metros, tras zafarse de dos contrarios. Un gol que además supone una remontada y que ayuda a conseguir tres puntos. ¿Se puede pedir algo más?

El tanto de Aitor García recuerda a otros muchos jugadores que han dejado su huella en el mundo del fútbol. Uno de ellos precisamente fue uno de los mejores futbolistas que dio la mágica generación de la ‘Naranja Mecánica’.

Aquella Holanda de los años setenta que fue doble subcampeona del Mundial de Alemania 74 y Argentina 78, respectivamente, tenía en sus filas a Arie Haan, un mediocentro defensivo capaz de marcar goles desde más allá de los treinta metros.

Nacido en Finsterwolde, Haan fue tres veces campeón de Europa con el Ajax de Amsterdan, además ganó la Copa Intercontinental en 1972 y la Supercopa de Europa en 1972 y 1973. Aunque no llegó a jugar en un equipo grande, Haan consiguió su mayo éxito con la selección de su país.

Con Holanda disputó 35 partidos, jugó 2 mundiales y anotó 6 goles, 2 de ellos en el Mundial del 78. Precisamente, aquella cita sería inolvidable para Arie Hann pues conseguiría un tanto único. El 18 de junio de 1978, los Países Bajos se enfrentaban a Alemania en la segunda ronda de la Copa del Mundo. Los germanos se habían adelantado en el marcador gracias a Abramczik a los 3 minutos, pero Haan puso el empate con un disparo fulminante de 30 metros que dejó parado al portero, Maier, finalizando el choque 2-2.

Poco más de 38 años después, Aitor García rememora en Carranza a un mito del fútbol mundial y uno de los goles marcados con letras de oro en la historia de las Copas del Mundo. El golazo de Aitor, el disparo de Haan, más de treinta metros de precisión y potencia.

Gol de Arie Haan en el Mundial Argentina 1978