Claudio contempla a su equipo desde el banquillo
Claudio contempla a su equipo desde el banquillo

Cádiz CF

El enfado de Claudio, un aviso a la plantilla

A pesar de la victoria en El Arcángel, el técnico de Manises salió más descontento que nunca por actitudes de sus jugadores que no le gustaron nada

Por  14:17 h.

Si se analizan los enfados, cabreos o descontentos (como quieran llamarlo) de Claudio Barragán desde que es entrenador del Cádiz CF, la respuesta demuestra que éstos han sido más en los triunfos que en las derrotas. Llamativo.

Algo que se volvió a repetir en el día de ayer en El Arcángel de Córdoba en un triunfo que dejó un sabor cuanto menos extraño, sin ser alarmistas ni mucho menos.

Lo fue más que por los errores en ataque (bárbaros), por la actitud en esas jugadas que podrían haber acabado con una goleada de escándalo si los jugadores amarillos hubiesen optado más por mirar el interés general del equipo que el suyo propio.

Y es que en más de una ocasión, el futbolista amarillo de turno optó por intentar marcar su ‘golito’ que por el pase fácil al compañero, cuando ello era lo más factible. Situaciones que desde luego no gustaron nada a un Claudio que reconoció que incluso pensó “no dar la rueda de prensa porque hay muchas cosas que no me han gustado”.

“Todas las ocasiones no se pueden meter, no somos el Barcelona pero hay formas y formas de acabar las jugadas. No creo que haya sido por falta de intensidad, pero he visto demasiadas cosas que no me han gustado nada”, afirmaba el valenciano.

De hecho se produjeron aspavientos y broncas de unos compañeros a otros que resonaron en un prácticamente vacío estadio de El Arcángel (la de Villar a Tomás en la acción que algecireño falla fue monumental). Algo que no gustó nada al cuerpo técnico y que sentó muy mal en algunos compañeros de la plantilla.

Aspectos en los que el técnico les leerá la cartilla a sus jugadores en la vuelta a los entrenamientos mañana martes.

Seguramente, la poca o nada trascendencia del partido podría ser una de las razones para explicar, por un lado, las ocasiones erradas, y por otro, dichas actitudes. Todo ello en un choque que recodó al de la última jornada de la temporada pasada en Cáceres, donde el Cádiz ganó ‘fácil’ ante el equipo local, fallando también lo indecible. Choque que recordó el propio Airam Cabrera tras el partido de ayer.