La alineación indebida de Unai García, en la imagen junto al técnico Enrique Martín, daba lugar a la eliminación copera de Osasuna
La alineación indebida de Unai García, en la imagen junto al técnico Enrique Martín, daba lugar a la eliminación copera de Osasuna

CÁDIZ CF

El ‘Caso Osasuna’, el gran referente para el Cádiz CF

La alineación indebida del jugador Unai García hizo que el Mirandés superara la segunda eliminatoria de la Copa del Rey el pasado mes de septiembre

Por  12:51 h.

No se habla de otro asunto en el mundo del fútbol. La alineación indebida de Cheryshev en el Carranza durante el encuentro de ida de la eliminatoria de 1/16 de final de la Copa del Rey entre Cádiz CF y Real Madrid se ha convertido en el tema de moda. Y no es para menos, ya que la jugada puede dar lugar a la eliminación copera del equipo madridista y, al mismo tiempo, provocar el acceso del Cádiz CF a los octavos de final de la competición.

No se trata de un asunto nuevo. Si el Real Madrid ya vivió en su día una situación similar en la Liga con Jorge Valdano en el banquillo (alineó a cuatro extracomunitarios), también sucedió lo mismo con Rafa Benítez cuando era entrenador del Valencia (alineó a cuatro extracomuniatarios durante un minuto en Novelda). Con la consiguiente eliminación copera.

Pero no hay que echar la vista tan atrás. El último ejemplo, y en este caso bastante similar, tuvo lugar el pasado día 9 del mes de septiembre y en la misma competición. Osasuna fue eliminado en la segunda ronda de la ‘competición del KO’ por alineación indebida de su jugador Unai García. El Mirandés, que ahora disputa los 1/16 de final ante el Málaga, salió beneficiado. Eso sí, se trataba de una eliminatoria a partido único, no a doble partido.

Eliminación y multa económica

El equipo burgalés, que había perdido 1-2 ante Osasuna en Anduva, impugnó el partido por alineación indebida de Unai García y el Juez de Competición aceptó la protesta. La razón era clara: el futbolista había sido expulsado en el último partido copero de la temporada pasada por doble amonestación.

El Comité acordó “dar el partido por perdido al equipo rojillo y por resuelta la segunda eliminatoria de la Copa del Rey a favor del CD Mirandés”. Además, 6.001 euros de multa recibieron los navarros.

Osasuna no recurrió ante el Comité de Apelación al entender que la sanción impuesta era la “mínima posible”, ya que no existió castigo añadido ni para el jugador ni para ningún otro miembro del cuerpo técnico.