El Cádiz CF volvió a perder en el último partido del año.
El Cádiz CF volvió a perder en el último partido del año.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF y su triste tradición de Navidad

El equipo amarillo ha caído derrotado en los tres últimos partidos del año; terminó segundo clasificado en 2014

Por  15:32 h.

No es una sensación, es una realidad. El último partido, el que precede a las vacaciones de Navidad, se le atraganta al Cádiz CF. Los futbolistas parecen más pendientes de marcharse a sus hogares y desconectar que del encuentro de la jornada. Y eso pasa factura. El conjunto que ahora entrena Claudio Barragán ha encajado tres derrotas en los últimos tres compromisos del año.

Dos de ellos con el actual técnico levantino en el banquillo. El pasado sábado el Cádiz CF mordía el polvo en la Vieja Condomina ante el UCAM Murcia. Un 2-0 claro para dejar a los gaditanos a cinco puntos de distancia, que podrían ser siete si el Real Murcia gana al Granada en Los Cármenes en su duelo aplazado.

Ya se despedía de 2014 en una tarde de infausto recuerdo en Villanueva de la Serena, donde ponía fin a su racha victoriosa al doblegarse ante el Villanovense (1-0). Y un año antes, con Raúl Agné como máximo responsable deportivo, se producía uno de los muchos ridículos que acumula el Cádiz CF en su peregrinar en Segunda División B: el 3-4 de Carranza frente al Cacereño.

Hay que remontarse al 2012 para rescatar ese triunfo ante el Sanluqueño en casa, y al 2011 para la victoria en Puertollano.

El Cádiz CF acaba el año como lo terminó el pasado año: con una derrota. Sin embargo, la situación es diferente. El equipo de Claudio suma 32 puntos, uno más que el curso pasado por estas fechas, pero en cambio es cuarto en la clasificación mientras que en la campaña 2014-15 sólo tenía al UCAM por delante. Ahora tiene a los universitarios más el Murcia y el Sevilla Atlético.

Además, ahora está a cinco puntos (que pueden ser siete) y en la anterior ocasión a sólo tres. Las distancias aumentan, el Cádiz CF ofrece peores sensaciones y el nivel es más alto que el de campañas precedentes, con los murcianos sumando a mayor velocidad. Así se marchan los amarillos de vacaciones. Con otra pesadilla antes de Navidad.