Cifuentes fue determinante en la victoria del Cádiz CF al evitar el gol del Huesca desde el punto de penalti
Cifuentes fue determinante en la victoria del Cádiz CF al evitar el gol del Huesca desde el punto de penalti

CÁDIZ CF

Once metros de calvario para el Cádiz CF

El equipo cadista, que sólo ha contado con un penalti a favor y fue en la segunda jornada, ha recibido ya seis penas máximas en la Liga, casi todas muy discutidas

Por  7:59 h.

El Cádiz CF tiene un problema desde los once metros esta temporada. Bien es cierto que desde ahí superó una ronda copera ante el Levante en el Ramón de Carranza, con el guardameta Jesús Fernández como auténtico protagonista al parar tres penas máximas. Pero más allá de eso, el punto fatídico no ha dejado de traer quebraderos de cabeza a los hombres de Álvaro Cervera a lo largo y ancho de la temporada.

En los 34 encuentros disputados por el Cádiz CF hasta la fecha, sólo una vez ha lanzado un penalti el equipo gaditano. Fue en la segunda jornada, con el Mallorca como visitante de Carranza, y por aquel entonces Ortuño se encargaba de materializar una pena máxima que él mismo había recibido.

El colegiado madrileño Pizarro Gómez señalaba el punto de penalti y el Cádiz CF se adelantaba en el electrónico en el primer periodo de la cita. Ya en la segunda parte llegaría el empate de los bermellones.

Sucedió el 29 de agosto de 2016. Desde entonces, ningún colegiado ha señalado el punto de penalti a favor de los amarillos.

Sin embargo, los once metros se han convertido en un auténtico calvario para el Cádiz CF en la presente temporada. De hecho, seis han sido las ocasiones en las que Alberto Cifuentes se ha visto en una situación comprometida (la última el pasado fin de semana en El Alcoraz por un discutido penalti de Sankaré sobre Samu Sáiz) y muchas veces debido a decisiones arbitrales bastante rigurosas.

Todo empezó en Miranda de Ebro el ya lejano 3 de septiembre de 2016. Aquel día se convirtió Ais Reig en protagonista de una contienda que ganaba 0-2 el equipo gaditano en Anduva. Sin embargo, una inexplicable decisión sirvió para expulsar a Gorka Santamaría en la primera parte. La remontada del Mirandés se consumó en el segundo periodo con los goles de Íñigo Eguaras, Maikel Mesa y Guarrotxena. El primero de esos goles llegó desde el punto fatídico por un leve agarrón de Jon Ander Garrido que fue muy protestado por la escuadra de la Tacita de Plata.

Cinco jornadas más tarde llegaba otra decisión muy discutida por el cadismo. Cordero Vega arbitraba en Vallecas y un forcejeo entre Servando y Manucho acababa con el balón en el punto de penalti. La indignación del cadismo era notoria. Eso sí, Embarba fallaba una oportunidad que no evitaba el correctivo del Rayo al Cádiz CF (3-0).

Samu Sáiz, eterno protagonista

Hace ya una vuelta sufría el Cádiz CF otra decisión discutida ante el Huesca. Samu Sáiz, protagonista del discutido penalti del pasado sábado en El Alcoraz, chutaba desde la frontal del área y el cuero golpeaba en el brazo de Aridane. Ais Reig, el mismo árbitro que pitó en Anduva, interpretaba que el central majorero se encontraba en el interior del área. Por lo tanto, penalti. Afortunadamente para el equipo de Cervera, Cifuentes evitó el gol de Alexander González y después Ortuño marcó el 1-0. El Cádiz CF ganó.

De la Fuente Ramos y Pulido Santana fueron los siguientes en indicar los once metros en el área cadista. El primero en el duelo andaluz ante el Córdoba en el Nuevo Arcángel por un ligero empujón de Sankaré sobre Rodri. El ariete blanquiverde marcó, pero los puntos se marcharon a Cádiz con dos goles de Ortuño y otro de Aitor (1-3). La protesta de aquel penalti acabó con Cervera expulsado y sancionado con cuatro encuentros. Otro daño colateral de los once metros.

El segundo por otra discutida e inexistente pena máxima del meta Cifuentes sobre Gorosito en el último suspiro del Getafe-Cádiz CF. Jorge Molina no desaprovechó la ocasión y batió al portero para colocar un 3-2 que escoció mucho en el cadismo. No era para menos.