Antiviolencia denuncia que el Cádiz CF no colabora como debiera con la policía.
Antiviolencia denuncia que el Cádiz CF no colabora como debiera con la policía.

Cádiz CF

El Cádiz CF podría enfrentarse a una multa de 150.000 euros

Antiviolencia denuncia que el club apoya a grupos violentos y no colabora con la policía

Por  19:27 h.

El Comité Antioviolencia ha propuesto una sanción de 150.000 euros al Cádiz CF por apoyar a grupos violentos y por falta de colaboración con la Policía Nacional. No es la primera vez que el Cádiz CF tiene problemas con motivos de seguridad. Y es que se sigue investigando si la entidad cadista tiene responsabilidad directa en los 155 seguidores del Oviedo que se quedaron fuera del partido de ‘play off’ en Carranza pese a tener las entradas compradas. Unos aficionados que no pudieron entrar en el estadio gaditano al estar la zona acotada para la afición rival a rebosar de asturianos que, previamente, habían comprado sus entradas aunque en la grada de preferencia en general. La multa por este incidente denunciado por el Real Oviedo podría ascender a 180.000 euros.

La Comisión Antiviolencia, que se ha reunido hoy jueves ha acordado “proponer una sanción muy grave de 120.000 euros” al Cádiz CF “por promocionar y favorecer las actividades de grupos violentos al permitirles que dispongan de un local en el interior del Estadio Ramón de Carranza para guardar pancartas, megáfonos, tifos, entre otros objetos”. Unas denuncias que resultan, cuanto menos, sorprendentes si se atiende al enfrentamiento dialéctico que mantienen los seguidores del colectivo Brigadas Amarillas hacia el presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno.

Antiviolencia insiste en que “la falta de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por deficiencias en las medidas de control de permanencia y desalojo de espectadores al no disponer de personal de seguridad privada ni otro personal habilitado por el club tanto en las puertas de acceso al estadio como en sus tornos de entrada”.

Asimismo, la propuesta de sanción se basa, además, en que “varias puertas del estadio permanecían cerradas y sin personal alguno que las controlara durante la celebración de los encuentros con el consiguiente peligro para los aficionados en caso de una eventual emergencia o evacuación”.

Otra deficiencia grave en la que estaría incurriendo el Cádiz CF sería la de “gestionar de forma deficiente la organización de las actividades de animación desarrolladas en el Estadio Ramón de Carranza” y “hacer caso omiso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado al solicitarles la puesta en funcionamiento de la Unidad de Control Organizativo” ante el choque contra el Real Madrid de Copa del Rey.

Al margen de ellos, Antiviolencia también ha propuesto una sanción de carácter grave por 30.000 euros “por carecer el club del Libro de Actividades de Seguidores, exigido por la Ley 19/2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el Deporte”.

Por último, Antiviolencia advirtió que “de reiterarse estas situaciones, se podrían proponer sanciones de mayor cuantía e incluso el cierre temporal” del estadio.