El Cádiz CF funciona como un gran bloque.
El Cádiz CF funciona como un gran bloque.

Cádiz CF

El Cádiz CF demuestra garra pero también falta de ideas en la elaboración del juego

El entorno coincide en que el tridente que forman Abel, Garrido y Mantecón ofrece equilibrio pero deja al equipo sin referencias para la propuesta ofensiva

Por  8:16 h.

Análisis de todo tipo en medios de comunicación, redes sociales y otros foros en los que se habla sobre el equipo se han realizado en estos días en los que el Cádiz ya ha podido mostrar sus primeras cartas en su retorno a la categoría de plata del fútbol español.

Tras la disputa de las dos primeras jornadas, que han enfrentado al conjunto que entrena Álvaro Cervera con el Almería y el Mallorca, las sensaciones que ha dejado la escuadra amarilla invitan al optimismo, si bien han empezado a aparecer las primeras críticas, que apuntan a que el equipo ha demostrado una clara inferioridad en lo que a propuesta futbolística se refiere ante dos conjuntos, sobre el papel, que aspiran a cotas más altas.

Después del debut en Almería las sensaciones apuntaban a que el punto cosechado era bueno, por cuanto había que destacar el mérito de estrenarse lejos de Carranza ante un equipo asentado en la división y con un rosario de bajas importante, que obligaron al entrenador a tener que alinear un equipo en el que ocho de los once futbolistas formaban parte de la plantilla que logró el ascenso la pasada campaña.

Estadística que se repitió este domingo en Carranza frente al Mallorca, en un partido en el que el Cádiz plantó cara a un equipo llamado a estar en la zona alta de la clasificación y al que se le presupone mayor calidad.

El empate cosechado, por tanto, se da por bueno y se entiende que es el mejor punto de partida para crecer e ir superándose a sí mismo en una categoría exigente y larga, en la que aún queda mucha tela por cortar.

Pero de lo visto en estos dos primeros partidos hay una cuestión que preocupa al cadismo, y es que el equipo cede por completo la posesión del balón a su rival y evidencia algunas carencias en lo que a la elaboración del juego se refiere. El tridente que conforman Garrido y Mantecón en el mediocentro con Abel Gómez por delante en la media punta ofrece equilibrio al equipo, pero resta protagonismo en lo que a la propuesta ofensiva se refiere, donde hay falta de referentes.

Cervera admitió las carencias

Hay que tener en cuenta que futbolistas como Abdullah y José Mari, llamados a liderar al plantel en esas tareas, todavía no han debutado con el conjunto amarillo porque no han alcanzado el punto de forma que Cervera entiende óptimo para poder competir. Eddy Silvestre, por su parte, apenas gozó de un cuarto de hora frente al Mallorca y el sábado se va a perder la visita a Miranda de Ebro por encontrarse con su selección.

Contratiempos que el cuerpo técnico tiene que gestionar y que, de momento, parece estar haciéndolo a las mil maravillas, por cuanto la imagen ofrecida es buena en líneas generales.

Pero hay algo que falla y el propio Cervera no ha tenido problemas en reconocerlo. En la rueda de prensa posterior al choque ante los baleares, admitió que los suyos no son «virtuosos» a la hora de tener la pelota, sino que son «más fiables» cuando se trata de robarla y contener el juego del rival.

Condiciones que dan para pelear partidos contra equipos importantes como ya ha sucedido, pero queda demostrado que la segunda división exige bastante más, y con esos argumentos se augura un año de sufrimiento.

Cervera, en cualquier caso, ha demostrado ser justo con los suyos e inteligente para manejar el vestuario al estirar el chicle del bloque que logró el ascenso, pero es consciente de que ha de dar una vuelta de tuerca para hacer crecer a los suyos. Abel ha respondido a lo esperado en la mediapunta, por cuanto ha sido partícipe en las dos jugadas que originaron los dos goles a favor que el Cádiz lleva hasta el momento. Garrido y Mantecón han dado la cara y han ayudado a frenar a futbolistas habilidosos con cartel de Primera división. Pero ya se esperan alternativas y soluciones que han de ir llegando conforme los nuevos fichajes vayan entrando en acción.