Claudio durante un entrenamiento
Claudio durante un entrenamiento

Cádiz CF

El Cádiz CF busca a dos especialistas para la estrategia

David Sánchez sería el primero de los dos ‘guantes’ en los que recaería la creación de las jugadas ensayadas

Por  20:14 h.

El Cádiz CF busca un ‘guante’ que juegue. Nadie como el actual secretario técnico del Cádiz CF para saber lo importante que son las jugadas a balón parado dentro de una categoría en la que mucho de lo que se gana en el campo salta por los aires si la pizarra no funciona. Enrique Ortiz, que sabe lo que es triunfar con la elástica amarilla gracias a la importancia de la estrategia, tiene claro que ha de traer al Cádiz CF en este mercado invernal, mínimo, a dos especialistas que abastezcan a las torres para conseguir los puntos que con el juego no se puede.

No es que Claudio no la trabaje, todo lo contrario. El caso es que entre sus titulares no tiene a ese jugador que se haga cargo de cada balón parado de una forma clara y evidente. Porque sí, todo el cadismo recuerda ‘la que dio’ Claudio el año pasado con el dichoso lanzador de faltas que le faltaba para rematar sus jugadas de pizarra. Se empeñó tanto en su demanda que desde la dirección deportiva, que entonces comandaba Jorge Cordero, tan solo se trabajó concienzudamente en la llegada de ese ‘guante’. Y ese no fue otro que el gaditano Hugo Rodríguez, que dejó La Hoya Lorca para vestir la camiseta de sus sueños en el pasado mercado invernal. El único ‘pero’ no era otro que el extremo diestro nunca ha sido titular indiscutible.

Tampoco lo fue Manolo Pérez, pero con el jugador barcelonés en el once –formando el doble pivote con Bezares– se consiguió la histórica suma de siete victorias consecutivas en la añorada temporada que el Cádiz CF de Espárrago consiguió el ascenso a Primera. Antes que Espárrago estuvo trabajando fielmente otro enamorado de la estrategia como Jose González, con quien el Cádiz CF abandonó la Segunda B tras nueve años de naufragio. Por último, Javi Gracia, otro entrenador con el que se consiguió el último ascenso de categoría gracias, entre otros muchos factores, al gol en jugada de estrategia de Toedtli al Real Unión, basó buena parte de su éxito en las jugadas ensayadas. Todos los citados guardan un denominador común: Enrique, al que todos entrenaron. De hecho, en el gol en Carranza de Toedtli ante el conjunto vasco, el hoy secretario técnico del Cádiz CF fue el encargado de darle, tras recibir de Dani Fragoso, el pase al argentino para que este golease acercando la Segunda División A al cadismo.

La buena pizarra da quince puntos

Por tanto, nadie como Enrique Ortiz para calibrar la tremenda importancia de una acción que ya ha dejado en el Cádiz CF muchísimos beneficios.

De hecho, el secretario técnico cadista entiende que cerca de quince puntos son los que debe dejar en el casillero de cualquier equipo que trabaje a conciencia las jugadas ensayadas. Es cierto que este Cádiz CF ya ha sumado algunos de esos puntos en partidos anteriores, además del pase a la tercera ronda copera tras el testarazo a la salida de un córner de Servando al Mensajero.

En muchos de esos tantos, el artífice del saque no ha sido otro que el gaditano Hugo Rodríguez, pero la irregularidad del jugador formado en la cantera del Sevilla hace que en la mayoría de las ocasiones que se presenta una falta o un saque de esquina se vea a Kike, mantecón, Abel o cualquier otro botando la jugada.

La falta de continuidad en el once motiva que Claudio se quede sin ese ‘guante’ que considera necesario para sacar adelante muchos partidos. Las cuentas están echadas por Enrique. Quince puntos son una barbaridad y desde la secretaria técnica se busca a ese titular indiscutible que haga suyas todas y cada una de las suertes a balón parado.

Uno de esos artífices ya está elegido y es el mediocentro del Melilla David Sánchez, que en los próximos días tiene que conseguir su salida del club norteafricano. El siguiente que se busca también deberá da un salto de calidad a una plantilla que, con casi toda seguridad, despedirá a Hugo.