El acta recogió que el final del encuentro de Linares fue muy movido
El acta recogió que el final del encuentro de Linares fue muy movido

Cádiz CF

El árbitro expulsa a siete jugadores del Linares tras el partido

El madrileño Ortiz Arias se ha llevado el acta para completarlo en su casa

Por  20:11 h.

Acabó el partido y varios jugadores de uno y otro equipo se ensarzaron en una discusión que acabó con un amago de tangana llegados al túnel de vestuarios con el árbitro como protagonista. Claudio dijo que se trató de un malentendido que no llegó a mayores, pero sí para el Linares. Y es que los jugadores del Linares protestaron en demasía a un colegiado que, al cierre de esta edición, aún no había publicado un acta que dejó hasta siete locales expulsados según medios jienenses. Al irse de las instalaciones de Linarejos, el colegiado madrileño Ortiz Arias comunicó a los responsables del club local que contase con siete expulsados y que acabaría el acta en su casa.

A la espera de conocer el acta del colegiado madrileño Miguel Ángel Ortiz Arias algunos medios ya adelantaban que había expulsado hasta a siete jugadores del Linares, algunos incluso que no estaban ni convocados. Todo ello se produjo dentro del túnel de vestuarios, por lo que desde fuera apenas se pudo apreciar más que un ligero tumulto. Ya sobre el terreno de juego, el colegiado se mostró muy exigente con los jugadores, a los que no les permitía apenas una protesta. El propio Dani Güiza fue el primero en ver una cartulina amarilla que el jerezano no sabía ni comprender porque le había tocado a él. Seguramente, Ortiz Arias el apuntó la matrícula tras una jugada en la que Güiza protestó tras mandar el balón a las nubes y quejarse, acto seguido, de que había recibido una tarascada de un defensa contrario. Minutos después le tocó el turno al delantero local Rafa Payán, que también vio una tarjeta amarilla por protestar. Y al portero Jorge, que le pidió una tarjeta para Lolo Plá por un choque con el delantero del Cádiz CF y acabó viéndola él.

Asimismo, el colegiado, y su juez de línea, tuvo que acercarse varias veces al banquillo local para llamar la atención a varios inquilinos, jugadores, médicos y técnicos del Linares. Sin ir más lejos, tuvo que expulsar al delegado y al fisioterapeuta del conjunto jienense, que se despidió con ironía del árbitro mientras enfilaba el túnel de vestuarios, escenario donde al final del partido se lió una pajarraca gorda que acabó con siete expulsados del Linares.

El colegiado, antes de irse del estadio Linarejos, comunicó a los responsables del club local que terminaría de redactar el acta del partido ya en su casa pero que contasen con siete expulsiones. Los jugadores Joselu y Chicu, que no estaban convocados, aparecerán en el acta. Al igual que Rafa Payán, el entrenador Torres, el delegado del equipo, el médido, el fisio y hasta el utillero.