Eddy, durante un entrenamiento en El Rosal.
Eddy, durante un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Eddy aprobó su primer examen

El mediocentro cumple en su vuelta al once en Palma por la sanción de Abdullah

Por  8:01 h.

No es que hiciera un partido para tirar cohetes ni nada por el estilo por por fin llegó el día en que Eddy Silvestre logró pasar desapercibido. Y lo hizo, para bien. Que conste. Porque no lo hizo mal, no. De hecho, y aunque viera una cartulina amarilla en el primer tiempo y que su cambio por José Mari en la segunda mitad estuviera cantado desde que el viernes Cervera dijera que el roteño no está para 90 minutos, aguantó como un titán todo el partido y aportó lo que su equipo necesita de él. Es cierto que aún le queda muchísimo más que mostrar para discutirle la titularidad a algunos de sus compañeros, pero el internacional de Azerbaiyán estuvo siempre en el sitio en el que sus compañeros le necesitan. Robó balones, los repartió, tocó todos los que pudo en el juego aéreo y no cometió errores groseros que hacen que le marquen ante el respetable.

Supo contenerse muchos minutos jugando con la hipoteca de la primera tarjeta y no entró en las provocaciones de varios rivales, que a sabiendas de su amonestación no se cansaron de buscarlo. Pero Eddy mantuvo el tipo y el equilibrio de un equipo que, eso sí, notó la ausencia de Abdullah dado que apenas elaboró jugadas en el centro del campo.

Entre Eddy y Garrido, más centrados en hacer la guerra y destruir el juego ofensivo del conjunto bermellón, apenas se crearon sociedades y el Cádiz CF optó por un juego directo y apostando todo a los contragolpes. A pesar de ello, Eddy cumplió con lo que le pedía su técnico y aunque la tarjeta que vio ante el Mallorca le impide repetir en el once este sábado quien sabe si podrá volver en Getafe.