Ortuño celebra uno de los dos goles que marcó en Córdoba con Rubén Cruz detrás.
Ortuño celebra uno de los dos goles que marcó en Córdoba con Rubén Cruz detrás.

Cádiz CF

¿Echa de menos Ortuño a Rubén Cruz?

El delantero de Yecla consiguió con el utrerano sus mejores registros como goleador

Por  21:40 h.

Antes de nada, no hace falta decir que Ager Aketxe, ahora mismo, es indiscutible. El vasco no solo aporta un excelente balón parado sino que también es una maravilla verlo jugar porque se está ante un jugador que es de Primera y al que le contempla una trayectoria muy prometedora por delante. Todo lo que no sea tener al jugador del Athletic en el once sería como pegarse un tiro en el pie. ¿Queda claro?

Dicho eso, no todo es blanco o negro en el mundo del fútbol. Y lo cierto es que los números que el Cádiz CF ha conseguido con un jugador que ha pasado al ostracismo desde la irrupción de Aketxe en el equipo, Rubén Cruz, no eran nada negativos. Y es más, si los resultados con el futbolista utrerano jugando en la mediapunta eran halagüeños, mejores eran las cifras de Alfredo Ortuño como goleador.

¿Ha perjudicado al Cádiz CF la entrada en el once de Aketxe? Rotundamente no. ¿Ha perjudicado la marcha del once de Rubén Cruz? Pues habría que analizarlo con mayor tranquilidad.

El caso es que la entrada en el once titular de Aketxe llevaba consigo la marcha del jugador que ocupaba la demarcación donde mejor se mueve el jugador cedido por el Athletic de Bilbao y que llegó sobre la bocina del mercado invernal pasado.
Está claro que Rubén Cruz se encargaba de hacer un trabajo nada vistoso dentro del engranaje amarillo diseñado por Cervera, que hasta el mercado invernal tenía muy claro que el ex del Albacete era su hombre idóneo para completar su delantera y darle un escudero a Ortuño. Más claro estaba que el sevillano tenía la pólvora mojada de cara a puerta y ahí está su sequía goleadora como mejor dato después de haber jugado la nada desdeñable cifra de 1.418 minutos. Rubén Cruz se escudaba, nunca mejor dicho, en el tremendo desgaste físico que tenía que hacer en la mediapunta y por el que, cuando le llegaban las oportunidades, no estaba del todo fino para rematarlas con acierto.

El último encuentro disputado por Rubén Cruz fue la derrota en Carranza, la última que ha sufrido el Cádiz CF, ante el Tenerife. Aquella tarde jugó 60 minutos y salió como titular. Fueron los últimos que ha jugado esta temporada.A la semana siguiente, y coincidiendo con la fecha en la que Aketxe cumplía su proceso de recuperación total, Rubén Cruz veía como el vasco se hacía con la mediapunta y él salía de los planteamientos de manera automática. No ha vuelto a jugar ningún minuto y su ausencia en las convocatorias han dejado de ser noticia. Si es que alguna vez lo fue… Porque al igual que muchos se empeñan en no entender la falta de protagonismo de Güiza o que Abdullah haya salido del once de la noche a la mañana por el mismo motivo que Rubén Cruz, el caso es que la desaparición fulgurante del utrerano apenas ha tenido contenido en las distintas tertulias cadistas.

Mal momento del ‘killer’

Sin embargo, hay un tema que sí se ha comenzado a hablar entre los aficionados. Aunque a toro pasado, el error desde los once metros del delantero yeclano ante el Nàstic ha motivado que muchos hayan recordado, precisamente ahora, que el ‘killer’ cadista lleva varias jornadas sin ser el que era… con Rubén Cruz como escudero.

De hecho, desde la ausencia del sevillano en estos últimos seis partidos, Ortuño solo ha marcado un gol. Fue ante el Lugo en Carranza y a centro de Aketxe tras una falta.

Porque Ortuño se está beneficiando de los centros de Aketxe, pero de la misma forma podría estar echando de menos la briega y la lucha que Rubén Cruz le ahorraba. Es justo decir que si Ortuño no está ahora afortunado de cara a puerta lo es porque su trabajo se ha multiplicado. Apenas aparece por la boca de gol porque igual ha caído a banda para abrir espacios a los segundas líneas. Si falla en el disparo puede que le haya pasado por la exigencia que tiene a la hora de pelearse con los rivales para bajar los balones y originar esa segunda jugada que antes comenzaba Rubén Cruz dado el buen juego áereo del utrerano, al que nadie echa de menos salvo… ¿Ortuño?