Carrillo se lesionó ante el Barcelona B.
Carrillo se lesionó ante el Barcelona B.

Cádiz CF

Dos delanteros para la cuesta de enero

La marcha de Rubén Cruz y la lesión de Romera dejan el ataque del Cádiz CF en cuadro

Por  11:12 h.

Si hay una posición que cojea en el Cádiz CF desde el inicio de temporada es la de ariete. Y eso que los tres delanteros que continúan en plantilla han tenido buenos momentos en la Liga: Barral comenzó genial, Carrillo se ganó su sitio y Romera en la época post Villamarín se enchufó. Pese a ello, está claro que el equipo no cuenta con un goleador que sí tuvo el año pasado con el siempre añorado Alfredo Ortuño. David Barral acumula cuatro tantos, los mismos que José Ángel Carrillo, y el doble que Dani Romera.

En estos momentos, además, otros factores han entrado en juego. Rubén Cruz, el cuarto delantero en discordia, se ha marchado al Cartagena. Tres hombres pueden parecer suficientes para un puesto, pero la lesión de Dani Romera deja a Cervera con sólo dos efectivos para el ataque para las próximas semanas. Otra ida de olla de Barral u otra lesión de Carrillo le dejarían en cuadro.

La dirección deportiva está trabajando en traer un cuarto hombre de ataque que, visto lo visto, se antoja más que necesario. Hay que tener en cuenta, además, que el Cádiz tampoco va sobrado de centrocampistas. La llegada de Eugeni deja a cuatro efectivos de la medular en plantilla, y Cervera viene jugando con tres. Cualquier baja doble, tanto en la delantera como en la medular haría que el técnico tuviera que cambiar de esquema.

Así pues, mejor tener cuatro delanteros y cuatro medios, por si las moscas. La opción intermedia es la de Perea, pero viendo lo poco que ha podido jugar el ex del Barça B hasta la fecha por culpa de las lesiones, mejor pensar en otras soluciones. Otro que ha jugado a buen nivel en punta es Alvarito, pero dadas todas las novias que andan detrás del extremo utrerano, nadie puede garantizar a día de hoy que va a poder ser una solución a largo plazo.

Sólo existe una solución para el problema: la llegada del cuarto delantero.