El Cádiz CF no pudo con el Reus tras perder en Getafe.
El Cádiz CF no pudo con el Reus tras perder en Getafe.

Cádiz CF

Dos baches antes de un difícil viaje

El Cádiz CF suma solo un punto de los seis últimos aunque la imagen no ha empeorado

Por  8:00 h.

Se ha perdido comba, sí. No reconocerlo sería absurdo. Se ha perdido moral, pues posiblemente también. No admitirlo sería una deslealtad. Pero por mucho que se haya perdido, queda la esperanza. Y queda de la de verde porque se mantiene la confianza en un grupo que está atravesando una crisis de resultados, pero no de juego.

Indiscutiblemente, sumar solo un punto de los seis últimos es decepcionante. No solo para el tercer clasificado, también lo sería para el colista. El Cádiz CF ha rebajado la velocidad de crucero que llevaba y se ha visto frenado después de tropezar en dos baches que, por otro lado, eran difícil de esquivar.

No obstante, el once amarillo sigue manteniendo el tipo en la tercera posición. Es cierto que ahora empata a 41 puntos con Tenerife y Oviedo y que se queda muy lejos de un Girona que va lanzado en la consecución de su salvoconducto que le lleva directamente a Primera. El otro ya lo tiene bien guardado el Levante en su bolsillo.

La trayectoria del Cádiz CF en las dos última jornadas se ha visto empañada por dos tropiezos que han mostrado lo complicado que será acabar la temporada regular en uno de los cuatro puestos que dan derecho a participar en unos ‘play off’ de ascenso que se vivirían en la ciudad como un auténtico pelotazo para poner el colofón a una magnífica carrera de obstáculos.

Pero Álvaro Cervera está más que tranquilo. Su visión del partido fue hasta cierto punto optimista. Lo fue en Getafe, donde se regresó con la rabia de perder un partido que nunca se tuvo que perder. Y lo fue también en Carranza, tras un empate que no era lo deseable pero del que el técnico cadista sacaba conclusiones positivas y esperanzadoras. «No estamos descontentos con el punto, sí con no haber ganado, pero no con el punto», afirmaba dando a entender que las tablas ante el Reus era un mal menor tras un encuentro ante un rival «muy incómodo» y al que haberle jugado de una manera más ambiciosa «podría haber sido un suicidio».

Y es que el entrenador del Cádiz CF está satisfecho con lo que hizo su equipo. Y lleva razón. Porque el equipo gaditano no jugó muy distinto de días en los que acabó goleando en su casa. Además, apenas dejó que le hicieran ocasiones a Cifuentes al tiempo que creó cantidad de situaciones de gol pese a que se vieron pocos disparos entre los tres palos que defendía Édgar Badía, que resultó clave en dos intervenciones.

Quizás, la mayor preocupación que entraña esta mini-crisis de resultados es el hecho de que el Cádiz CF abandonará el fortín de Carranza las dos próximas semanas. Soria y Asturias son dos destinos muy complicados porque tanto Numancia como Oviedo se encuentran en la zona alta y con el objetivo de pelear un puesto por el ‘play off’. No obstante, el factor positivo es que el Cádiz CF sigue demostrando que está en un buen momento. Y es que de no ser por cuatro circunstancias que se han dado ante Getafe y Reus, seguramente el Cádiz CF no habría sumado solo un punto.

1. Ortuño no ha estado fino

No hace falta decir que el Cádiz CF sufre sin los goles de su pichichi. Alfredo Ortuño no ha visto puerta en los dos últimos partidos y, lo que es más raro, ha fallado ocasiones clamorosas. Su patada llena de enfado a una valla publicitaria después de no poder conectar un centro chut de Aketxe en la segunda parte ante el Reus deja a las claras que el ariete murciano es el primero que entiende que no es normal lo que está pasándole. Aunque no se puede hablar de sequía, verlo fallar tras un pase de la muerte de Alvarito en el segundo minuto de partido ante el conjunto catalán no es muy normal.

2. La baja de Garrido

No hay que olvidar la ausencia en los tres últimos encuentros de Garrido. Las molestias que aún sufre en su antebrazo están pasando factura en el centro del campo de un Cádiz CF que ha perdido presencia en la sala de máquinas sin la aportación del jugador vasco. es cierto que su baja ha coincidido en el tiempo con la vuelta de José Mari, pero sin duda se comienza a echar de menos el triple pivote que maravilló durante unas jornadas y que formaban Garrido, José Mari y el francés Abdullah.

3. El poco acierto de la segunda línea

Gracias a ellos, Ortuño se ha hinchado. Perfecto, pero eso no quita para que se eche en falta la poca aportación goleadora que están ofreciendo en las últimas jornadas los mediapuntas y extremos. Rubén Cruz aún no se ha estrenado con la camiseta del Cádiz CF. Es cierto que Cervera le pide que se sacrifique en el centro del campo y le cuesta llegar a la zona de remata tras tanto desgaste. A Álvaro García poco o nada se le puede decir después de ver la cantidad de asistencias que ha brindado desde su banda. No se puede decir lo mismo de Salvi. El sanluqueño malgastó una clara oportunidad ante el Getafe para poner el 2-3 y tampoco estuvo acertado el pasado domingo ante el Reus fallando dos opciones claras de marcar.

4. Los rivales también juegan

Es un tópico, pero no por ello es menos cierto que el Cádiz CF se ha visto las caras estas dos últimas jornadas ante dos equipos en alza y nada fáciles. Por un lado, el Cádiz CF fue a perder jornadas después en el Coliseum Alfonso Pérez, un campo donde el Getafe no conoce la derrota desde que Pepe Bordalás llegó al banquillo local de un equipo que ha vuelto a fijar su objetivo en el ascenso tras la mala broma de Esnáider. Y por otro está el Reus, un equipo recién ascendido que juega de memoria y que es el tercer mejor visitante de LaLiga123.