Juan Carlos Cordero, en El Rosal.
Juan Carlos Cordero, en El Rosal.

Cádiz CF

Día productivo en la oficina

Cordero consigue la cesión de Aketxe y refuerza el lateral con Iván Malón

Por  19:27 h.

El director deportivo del Cádiz CF cumple con las promesas a un día del cierre del mercado invernal
cádiz. Da gusto. Cualquier aficionado del Cádiz CF debe sentirse muy satisfecho de ver quien ostenta las riendas del club. Da gusto, mucho gusto ver como el equipo amarillo se lleva de un plumazo a dos jugadores muy cotizados (Imaz y Aketxe) dentro del mercado a pocos días para que este cierre sus puertas. Da gusto también ver como pasaban y pasaban los días y no había ningún tipo de prisas en la dirección deportiva que comanda Juan Carlos Cordero, activa Quique Pina y administra Manuel Vizcaíno. Todo se mueve conforme a unas ideas deportivas. Todo se piede, siempre que se necesite, y todo llega. E incluso queda margen para el pelotazo de última hora, en el caso de que haya que darlo, claro está. Porque como bien ha dicho y repetido hasta la saciedad el responsable de la parcela deportiva, Juan Carlos Cordero, «no se fichará por fichar». Y efectivamente, no se ha fichado por fichar. Ha venido justo lo que se necesitaba y, de paso, se ha quitado a algún que otro rival potencial dos futbolistas de esos llamados a marcar diferencias.

Comenzó el mercado invernal y en la copita de Navidad que el club dio a los medios de comunicación ya se marcaban las pautas a seguir. Cordero vino a decir que vendría lo que necesita Cervera y que se podía ver desde cualquier lado de la grada de Carranza. Como el equipo iba bien, y sigue yendo, el discurso siempre fue prudente, optimista, pausado, moderado y sin estridencias. Pese a ello, el director deportivo aseguró que se haría lo posible por traer un suplente para Carpio en el lateral derecho y un mediapunta para Cervera, la única demarcación que quedaba exenta dentro del once competitivo que ha logrado engrasar el técnico nacido en Guinea. Y todo se ha cumplido. De hecho, al final han sido tres las piezas que han venido.

Como se ha cumplido también con la ‘operación salida’, que parecía estancada en sus inicios pero que gracias a la mano izquierda y a la política de honestidad que practica el director deportivo con los jugadores con los que no se cuenta se ha podido salvar de la mejor manera posible para que hayan podido llegar los refuerzos pretendidos tanto por la dirección deportiva como por el cuerpo técnico.

Los fichajes

El primero de ellos llegó el pasado jueves desde Murcia, desde donde llegaba Jesús Imaz, uno de los mejores jugadores del UCAM. El Cádiz CF se imponía entre los candidatos que lo rondaban y finalmente el mediapunta catalán firmaba para la presente temporada y una más una vez que rescindió contrato con la entidad universitaria.

Tan pronto como llegó Imaz se calzó las botas, entrenó y se subió al avión con destino Palma de Mallorca para entrar del tirón en la primera convocatoria aunque no llegó a salir del banquillo.
Pasó la jornada, se sumó el punto, se mantuvo la tercera posición y Juan Carlos Cordero abría su oficina para agilizar los trámites de dos operaciones que tenía entre manos. El director deportivo movía ficha a primera hora de ayer –un día antes del cierre del mercado–, sellaba los compromisos y daba orden al departamento de comunicación del club para que diera las buenas nuevas a la afición. Dos refuerzdos, dos. De una tacada.

El primero se venía urdiendo desde mediados de septiembre y CANAL AMARILLO ha venido dando buena cuenta de ello pormenorizadamente desde que el Cádiz CF se interesó por Ager Aketxe, la promesa del Athletic que llegará cedido hasta el final de temporada. Excelente zurdo, mediapunta y con una prometedora carrera por delante si mantiene lla cabeza bien amueblada. El pasado viernes recibía el alta médica de una intervención –se le quitó una grapa de su rodilla que le molestaba– y se espera que sea a final de febrero cuando el cachorro de Lezama esté mordiendo al cien por cien con la elástica amarilla.

Poco después, el Cádiz CF hacía oficial la contratación del segundo refuerzo del día y tercero del mercado. Se trataba de Iván Malón, un lateral derecho de 30 años lque lega procedente de la Superliga de Grecia donde ha estado militando durante las dos últimas temporadas y media, llegando incluso a jugar el pasado domingo su último encuentro con el Veria FC ante Olympiacos (1-2).

Así, en un periquete para la afición cadista, resolvía Juan Carlos Cordero un día de ajetreo en la oficina. Pero el director deportivo no acabaría ahí su jornada. Resuelto el asunto de las entradas, le quedaba el de las salidas…