Mirosavljevic y el 'cacique' Medina, goleadores de aquella noche copera.
Mirosavljevic y el 'cacique' Medina, goleadores de aquella noche copera.

Cádiz CF

El día que Berizzo ganó al Sevilla con el Cádiz CF

El técnico argentino se midió hace doce años a su actual club vistiendo la camiseta amarilla

Por  17:27 h.

Si ya la vida es una noria, la de un futbolista es directamente una montaña rusa. Tan pronto le toca sufrir unos colores como matarlos al año siguiente. En la vida de un futbolista con una dilatada carrera a sus espaldas puede pasar de todo. Un ejemplo rotundo de todo ello es Figo. Y como el portugés, cantidad de ellos. Güiza, así, a bote pronto, a golpe de tecla.

Sí es cierto que no todo hay que llevárselo al extremo de los dos anteriores. Hay otros muchos futbolistas que igual se ponen una camiseta que otra con la profesionalidad necesaria para no despertar ni filas ni fobias en las distintas aficiones. Y aquí, Eduardo Berizzo es un claro ejemplo a seguir.

El actual entrenador del Sevilla demostró en el año que se llevó en el Cádiz CF, donde colgó las botas después del descenso a Segunda en Getafe, que se trataba de todo un caballero. El argentino apenas destacó en el campo aunque siempre que le tocó jugar cumplió hasta donde el físico le dejó. Por supuesto, que al hoy entrenador sevillista no se le recuerda ninguna palabra más alta que otra. Y eso que dentro del vestuario, la suyas eran de las más escuchadas y respetadas. Su figura de entrenador en ciernes se veía a distancia. Por eso mismo, era de los jugadores que más tiempo permanecía hablando con Luis Soler y Víctor Espárrago, de los que aprendió tanto o menos que de su verdadero maestro, el loco Bielsa, al que tuvo de entrenador en Rosario cuando jugaba en Newell’s Old Boys. Tanto aprendió de él que Marcelo no dudó en llevarse al ‘toto’ al Mundial de Sudáfrica formando parte del cuerpo técnico de la selección de Chile.

El caso es que Berizzo sabe lo que es eliminar al Cádiz CF en octavos, pero también sabe lo que es llevarlo a cuartos. Lo eliminó hace dos años siendo entrenador del Celta y lo clasificó hace doce formando parte de uno de los dos ‘once’ que Espárrago metió en los cuartos de final, donde el Espanyol acabó eliminando a los amarillos.

Aquella eliminatoria ante el conjunto sevillista comenzó en Carranza con un 3-2 en el que el Cádiz CF jugó con Navas, Varela, Raúl López, Berizzo, De Quintana, Bezares (Fleurquin, 65′), Jonathan, Benjamín, Oli (88′), Medina, Mirosavljevic (Lucas Lobos, 79′) y Estoyanoff.

El central argentino vio como los goles de Mirosavljevic, Medina y un gol en propiameta de Martí ponían al Cádiz CF 3-0 antes de que Kanouté, en dos ocasiones, dejase el marcador 3-2. Un triunfo que permitió a los de Espárrago pasar de ronda tras defender a capa y espada en el Pizjuán un 0-0 inamovible pese al asedio sevillista al arco gaditano.

Aquella noche en Carranza, el delantero serbio Nenad Mirosavlejvic se convirtió de la noche a la mañana de un posible descarte en el mercado invernal al ‘fichaje’ de enero de un Cádiz CF que se quedó sin reforzarse con un 9 de garantías. El revolucionario equipo sacado por Espárrago también sirvió para echar al olvido al conocido como once de Chapín. Para colmo, a esa victoria le siguió otra en Liga ante el Getafe en Carranza por 1-0 con gol desde los once metros de Mirosavljevic, que se quedó en el once durante un tiempo. Remató la racha del Cádiz CF ese mes de enero un 0-2 en La Rosaleda con dos goles del cacique Medina, el primero tras ayudarse con la dichosa mano que jornadas después recordaría el linier Rafa Guerrero para anular de manera errónea un gol en El Madrigal.

La vida ha dado muchas vueltas desde entonces y el destino ha querido que Berizzo tenga que vivir otro CádizCF-Sevilla en los octavos de final de Copa aunque en un bando contrario al que vivió el que experimentó hace doce años como jugador del Cádiz CF.