Despotovic juega ahora en las filas del Marbella
Despotovic juega ahora en las filas del Marbella

Cádiz CF

Despotovic: “No le he podido dar al cadismo todo lo que me regaló con el ascenso”

Marcando goles en el Marbella, el ariete ve al Cádiz "arriba a final de temporada", reconociendo que "me marché decepcionado conmigo mismo"

Por  7:33 h.

En el fútbol, como en la vida, hay de todo. Buenos y malos jugadores, técnicos más o menos preparados, periodistas acertados o fallones…etc. Y por supuesto también hay personas agradecidas y que se marchan de los clubes como auténticos caballeros.

Ranko Despotivic es uno de esos futbolistas, no demasiado abundantes, que saben reconocer las cosas y encontrar en uno mismo las causas a un fracaso. Porque no cabe duda que el paso del serbio por el Cádiz fue un fracaso.

Ni un solo gol de amarillo es la muestra del mismo, algo que no hace falta que nadie se lo diga porque él mismo lo reconoce. “Lo peor que te puede pasar en la vida es que estés decepcionado contigo mismo, y yo lo estoy”.

Ahora en las filas del Marbella de Gaucci, Nafti, Kike Márquez, Andrés y compañía, el serbio está teniendo minutos y viendo puerta. “Vivo para el fútbol y mi pasión es meter goles. Hemos arrancado bien la temporada en Marbella y estoy muy contento, buscando aquí la felicidad”, explica el balcánico a Canal Amarillo.

Despotovic recurda que “llegué muy bien al equipo tras hacer la pretemporada con el Cádiz. Aquí tengo a buenos compañeros y a Kike Márquez que está siendo de los mejores jugadores y explotando como futbolista”, apunta.

Un verano en el que el delantero soñó con quedarse de amarillo. “Llegué a la pretemporada con muchas ganas. Fue una lástima para mi no quedarme pero entiendo las circunstancias”.

Y es que Ranko tiene claro el porqué de su salida del Cádiz y de todo lo que ha vivido en tierras gaditanas. “El problema de mi falta de gol en el Cádiz es muy simple. Me costó mucho arrancar porque llegué tras seis meses parado y cuando pude jugar Güiza y Lolo Plá estaban jugando muy bien y era difícil quitarles el puesto. Cuando estás tanto tiempo sin jugar te cuesta muchísimo hacer goles”.

Sensatez por bandera: “Si reconoces tus errores, los puedes cambiar en el futuro”. Decepción personal por un rendimiento escaso que mantiene con pesar. “Nunca olvidaré el ascenso en Alicante y mi pena es que no he podido devolver al cadismo todo lo que viví ese día. Me he ido con un mal sabor de boca de no haber celebrado goles, de no haber demostrado todo lo que tenía”.

“Segunda es una categoría que no te deja tranquilo”.

Con todo, y mirando al presente y el futuro, Despotovic explica que “el fútbol siempre te da una segunda oportunidad y es lo que estoy intentando aprovechar ahora. Sigo mucho al Cádiz y ha arrancado bien la temporada. Yo jugué unas cuantas temporadas en Segunda y es una competición que nunca te deja tranquilo. Aun así, veo al Cádiz arriba a final de temporada, por lo menos jugando el ‘play off’. Aunque lleva tiempo sin estar en Segunda y es una competición nueva, sabiendo quién está en el club estoy seguro que lo harán bien”.

Y es que solo unos meses de amarillo han servido para que Despotovic siempre “recuerde a mí Cádiz. Soy un seguidor más y le deseo lo mejor tanto al club como a la afición. El Cádiz ha quedado en mi corazón con todo lo bueno y malo que hemos vivido”.

Un caballero futbolístico que en forma de despedida aprovecha esta entrevista par dar “las gracias a todos los que nos apoyaron la temporada pasada. Formar parte de ese grupo y ese club ha sido algo enorme para mi”.