David Toro, futbolista del Cádiz CF B. Foto: Cádiz CF.
David Toro, futbolista del Cádiz CF B. Foto: Cádiz CF.

CÁDIZ CF

David Toro: descaro, savia nueva e ilusión

Natural de la localidad sevillana de La Algaba, el atacante del Cádiz CF B ha sido convocado por Álvaro Cervera para viajar a Oviedo

Por  12:48 h.

Álvaro Cervera tiene que apostar una semana más por un jugador del Cádiz CF B para completar la convocatoria del primer equipo debido a la plaga de lesiones que sufre la plantilla. En esta ocasión el elegido es David Toro, que viaja a Oviedo tras la baja de última hora de Lucas Bijker.

Natural de La Algaba (Sevilla), David Toro llegó ya comenzada la temporada pasada al filial cadista, donde se puso a las órdenes de Mere y logró el ascenso a Tercera División. Lo hizo dando un paso atrás, ya que a su llegada era uno de los referentes ofensivos del Gerena en el Grupo X de Tercera y aceptaba competir en el Grupo I de la División de Honor de Andalucía. En el club minero había anotado nueve goles en lo que se llevaba de temporada pese a sólo ser titular en once encuentros.

A sus 20 años de edad, el ofensivo jugador sevillano se había formado en las categorías inferiores del Real Betis (llegó hasta juveniles), club desde el que pasó a formar parte del Cabecense en la temporada 2015/2016. Fue su paso previo a probar fortuna en el Gerena, ya a las órdenes de Diego Román.

Con 176 centímetros de estatura y 73 kilogramos de peso, David Toro ya ha demostrado su olfato con el Cádiz CF B este verano. Sin ir más lejos, en encuentros amistosos ante Jerez Industrial y Trebujena logró marcar, hecho que repitió en la primera jornada liguera ante el Ceuta en El Rosal. Su gol valió tres valiosos puntos.

Importante para Mere en este arranque de temporada (jugó todos los minutos ante Ceuta y Atlético Onubense, y entró como revulsivo ante el Utrera), esta semana ha sido uno de los jugadores del filial que fueron llamados por Álvaro Cervera en los entrenamientos. Su primer paso ha llegado, aunque debutar en el Carlos Tartiere no será sencillo. Si lo hace, David Toro recogerá el testigo de su paisano Diego Tristán, otro atacante de La Algaba que vistió la zamarra cadista.