David Barral, durante su etapa en el Granada.
David Barral, durante su etapa en el Granada.

Cádiz CF

David Barral, nuevo jugador del Cádiz CF

El delantero isleño es el segundo fichaje de la temporada del equipo amarillo tras el de Moha Traoré

Por  18:56 h.

El delantero isleño David Barral ya es nuevo jugador del Cádiz CF. Lo que era un secreto a voces desde hace semanas se ha convertido en realidad y el equipo amarillo ya cuenta con otro delantero en su plantilla, además del renovado Rubén Cruz. David Barral, nacido en San Fernando hace 34 años, es un jugador de sobrada experiencia en Primera División que viene de jugar los últimos meses en el Apoel de Nicosia de la liga chipriota, club con el que consiguió el campeonato nacional.

Este jueves se incorporará a los entrenamientos a las órdenes de Álvaro Cervera. Se compromete para la próxima temporada con opción a una más, y se convierte en el segundo refuerzo del mercado veraniego.

Barral pasó los mejores años de su carrera en el Sporting de Gijón tras ser una joven promesa de la cantera del Real Madrid. En tierras asturianas, el isleño se consolidó como un delantero luchador, polémico y con gol. Subió a Primera con el equipo asturiano y se ganó un millonario contrato en Turquía tras varios años a gran nivel. Volvió a España, para volver a rendir fenomenalmente en el Levante durante un par de campañas, lo que le valió para otro gran contrato en el Al-Dhafra árabe. Su último regreso, hasta ahora, a España, no le salió tan bien en un Granada desintegrado en el que no contó con demasiadas oportunidades.

Perfecto para Cervera

Al contrario de lo que sucedía con Dani Güiza, David Barral es el delantero veterano perfecto para Álvaro Cervera. El isleño tiene menos talento que el jerezano, pero mucha más capacidad de sacrificarse por el equipo, algo que el técnico guineano valora, y mucho. En sus mejores campañas, en las del Sporting, se fajaba en solitario en ataque luchando por balones imposibles. Muchos de esos balones acabaron en gol. A pesar de la fama de duro y de cabeza loca que le ha acompañado durante su carrera, apenas si ha sido tres veces expulsados en su singladura por LaLiga Santander.

Sus números en Primera no son los de un gran goleador (46 tantos en 221 partidos). Sin embargo, en su época buena fue capaz de lograr cifras en torno a los diez goles tanto en Sporting como en Levante, dos equipos de la parte baja de la tabla que creaban muy pocas oportunidades de ataque.

Sus números en Segunda son parecidos. Llegó a disputar tres temporadas, una con el Real Madrid Castilla y dos con el Sporting de Gijón, con el que logró el ascenso en la 2007/08. En sus dos años con los asturianos marcó nueve y once tantos. En total en LaLiga 123 acumula 96 partidos y 23 goles.