CÁDIZ CF

Dani Güiza se marcha vitoreado y entre lágrimas

El delantero se despide emocionado y acompañado por Vizcaíno, Cordero y muchos de sus antiguos compañeros en el Cádiz CF

Por  13:21 h.

 

Dani Güiza se despide del Cádiz CF después de dos temporadas inolvidables. El héroe de Alicante dice hasta luego (regresará al club gaditano si él quiere cuando cuelgue las botas) en una jornada emotiva y que siempre permanecerá en el recuerdo de todos los aficionados. Se marcha con un regusto amargo, sin saber si en un mejor estado físico hubiera podido aportarle más cosas al Cádiz este año en Segunda. Eso sí, llegó entre pitos y se marcha ovacionado, y eso se lo ha ganado a golpe de trabajo, talento y simpatía. Cádiz y Güiza nunca más estarán separados.

Entre lágrimas se marcha el ya ex ariete cadista, que estuvo acompañado en su adiós por el presidente Manuel Vizcaíno (el gran valedor para su llegada en 2015) y Juan Carlos Cordero, director deportivo del Cádiz CF. Ambos quisieron agradecerle al hasta ahora ‘9’ cadista su entrega y compromiso con la camiseta amarilla.

Muchos seguidores cadistas quisieron despedir en la sala de prensa del coliseo gaditano al delantero jerezano, pero no fueron los únicos. Allí también estuvieron presentes algunos de sus antiguos compañeros. Desde el sanluqueño Salvi hasta el isleño Servando pasando por el madrileño Carlos Calvo, el otro héroe de la eliminatoria de ascenso a Segunda ante el Hércules, también acudieron a su despedida. Cifuentes, José Mari y Alvarito tampoco se perdieron tan emotivo acto. Sin lugar a dudas, Güiza ha dejado un enorme sello en el vestuario y en la grada cadista.

Vizcaíno y Cordero

Manuel Vizcaíno, visiblemente emocionado, fue el primero en dirigirse a los medios y a los aficionados. El máximo mandatario del Cádiz CF quiso recordar la complicada llegada del jerezano al club: “Parece que no ha pasado el tiempo desde que llegó un ídolo, un futbolista que lo había conseguido todo y que se atrevió a venir pese a las dificultades que había en su momento y que entre todos logramos superar”.

“Ha peleado por el escudo, la afición y los comapñeros como un cadista más”, continuaba explicando el presidente cadista. Quiso destacar su buen humor, que tanto ha ayudado a hacer química en el vestuario: “Ha sido un ejemplo dentro y fuera del campo, siendo la alegría en momentos difíciles en estos viajes tan largos de Segunda División B”. Concluyó, como no podía ser de otra forma, dándole las gracias al delantero por los servicios prestados: ‘Hoy es el día de Dani, sólo darte las gracias como presidente y como amigo, gracias por lo que has hecho y que te vaya muy bien en el futuro”.

Juan Carlos Cordero, por su parte, quiso agradecerle su comportamiento a las buenas y a las malas: ‘Agradecerle el comportamiento que ha tenido cuando ha jugado y cuando no lo ha hecho, siempre ha estado con sus compañeros, no es un gaditanto de nacimiento, pero sí de corazón’.

“Se va, de momento”, comentaba el director deportivo cadista, que le dejó abiertas las puertas del club al jerezano: “Cuando él quiera, sin prisas, cuando quiera dejar el fútbol, tendrá un puesto a mi lado en la dirección deportiva del club”.

Desbordado por la emoción

“Muchísimas gracias por todo el apoyo”, aseguró Güiza, desbordado por la emoción. Una emoción que fue ‘in crescendo’ conforme se iba acordando  de compañeros, trabajadores del club y aficionados. Varias fueron sus paradas, provocadas por las ganas de llorar, que acabaron por hacer que su discurso fuera más corto de lo previsto. En ese tiempo, se acordó de todos los importantes para él en estos dos años:

“Gracias al club por haberme apoyado durante todo este tiempo, a todos los trabajadores, a Juanito el utillero, al ‘Menacho’, a mi familia, que siempre ha estado ahí, a Salvador, que nos pone de comer (la nota cómica que nunca falte), a los periodistas por el buen trato y a toda la afición cadista, que aquí tenéis a uno más y siempre que pueda voy a estar aquí”.

Tras las palabras del delantero, el club puso un vídeo con los los goles que ha marcado Dani Güiza en estas dos temporadas y con discursos emotivos de compañeros como Salvi, Álvaro García, Cifuentes, Carpio y José Mari. Especialmente sentidas fueron las palabras del sanluqueño Salvi, uno de los amigos más cercanos de Güiza en el vestuario amarillo: “Es una pena para mi no tenerte como compañero otro año más, ha sido un verdadero placer estar a tu lado y aprender de ti y espero tenerte ahí como siempre”.