Eddy se ejercita ante la atenta mirada de Álvaro Cervera. (Foto: A. Vázquez)
Eddy se ejercita ante la atenta mirada de Álvaro Cervera. (Foto: A. Vázquez)

Cádiz CF

El cuarto centrocampista, la pata que le falta al Cádiz CF

José Mari, Garrido y Abdullah necesitan a otro centrocampista de garantías para afrontar la temporada

Por  8:00 h.

La planificación deportiva del Cádiz CF de cara a la temporada 2017/18 va viento en popa. Tras los dos fichajes de ayer, los de David Barral y de Marcos Mauro, dos urgencias quedan saldadas: la llegada de un delantero y la de un central. Vendrán otros hombres de ataque y podrían llegar más defensas, pero hay otra posición que, pese a ser menos urgente, no está descuidando Juan Carlos Cordero. Se trata de la del cuarto centrocampista. No se cuenta con Eddy Silvestre, al que se le busca acomodo, y por ello el club anda a la caza y captura de un cuarto jugador que pueda complementar o dar descanso durante el año a Garrido, José Mari y Abdullah, que tan buen nivel mostraran el curso pasado.

Eddy Silvestre

Es la pata coja, la que hace falta sustituir. El internacional por Azerbaiyán fue de las poquitas cosas negativas la campaña pasada en Carranza. Se trata de un jugador que tiene un enorme potencial que no termina de explotar, y ya ha tenido demasiadas oportunidades como para pensar que el año que viene va a ser su año. Por eso, el club ya le busca acomodo, aunque visto su rendimiento más cercano no será fácil colocarlo en el mercado. Álvaro Cervera le dio innumerables oportunidades, pero el jugador no respondió a su confianza. Vino como medio organizador, pero la posición se le hace grande.

Abdullah 

Debe ser el año de su confirmación. Rindió a gran nivel durante gran parte de la campaña pasada, pero perdió la titularidad en las fechas finales por la seguridad que el entrenador recibía de la pareja formada por José Mari y Garrido. Debe demostrar que es un jugador de Primera para ganarse el puesto de insustituible en Segunda. Dado que no quiere jugar de media punta, deberá jugársela menos atrás (soltar la pelota antes en posiciones comprometidas) y recuperar más balones para quitarle a Garrido el puesto que el vasco le birló en la recta final de la pasada campaña.

Garrido

Gran temporada la del jugador vasco. Aprendió la lección y volvió para quedarse. Rindió por encima del nivel que se esperaba de él y seguirá siendo una pieza muy importante este año. Dependiendo del tipo de partidos que quiera plantear Cervera será o no titular. Quizás el hombre que debería llegar como cuarto centrocampista debería tener sus características:  fortaleza, buen sentido táctico y capacidad para llegar al área contraria con peligro. Sería lo ideal. En todo caso, Garrido volverá a ser un hombre clave en la temporada cadista, por todo lo que aporta al equipo dentro y fuera del terreno de juego.

José Mari

El alma y el ancla del equipo. Insustituible. El roteño vino para liderar la medular amarilla y, tras aclimatarse a sus compañeros y a Álvaro Cervera, eso hizo. Sus dos partidos de ‘play off’ ante el Tenerife son un ejemplo de cómo hay que hacer las cosas a nivel táctico y técnico en cualquier centro del campo de cualquier equipo de cualquier categoría. Debería seguir siendo el líder delCádiz varias temporadas. Los jugadores así no tienen precio en el mercado.

Relevo

Dependiendo de lo que busque Álvaro Cervera, tendrá que llegar un jugador más ofensivo o más defensivo. Teniendo en cuenta la capacidad ofensiva de Abdullah, el buen manejo de balón de José Mari y que el entrenador guineano prefiere jugadores en la medular que se sacrifiquen defensivamente, lo normal es que llegase un clásico volante tapón.

Debería aterrizar un hombre con experiencia en la categoría, capaz de asumir el rol de suplente y de rendir a buen nivel en los momentos en los que el equipo le necesite. Más allá del perfil, de sus características con o sin el balón en los pies, el equipo pide a gritos a un cuarto centrocampista. Pide esa cuarta pata que estabilice a la plantilla que dirige Álvaro Cervera.