Garrido, después de un entrenamiento en El Rosal. Foto: Antonio Vázquez.
Garrido, después de un entrenamiento en El Rosal. Foto: Antonio Vázquez.

Cádiz CF

Cordero tiene muy cerca la renovación de Garrido para los dos próximos años

El jugador vasco, que llegó a la entidad cadista de la mano de Locos por el Balón en 2013, quiere seguir vistiendo de amarillo hasta 2021

Por  15:45 h.

Es uno de los jugadores más empleados por Álvaro Cervera y sin su presencia en el centro del campo resultaría complicado entender el juego de este Cádiz CF que ascendió sin él pero que lo rescató para hacerle debutar en la categoría de plata del fútbol español. Su nombre es Jon Ander Garrido, un mediocentro que desde su llegada se hizo un hueco en el corazón de los cadistas y que, aunque con algunas
Garrido llegó al equipo amarillo en el mercado de invierno de la temporada 2013/14 procedente del Barakaldo.

El vasco fue uno de esos siete futbolistas que Locos por el Balón entregó a Raúl Agné para mejorar las prestaciones de una nave que acabó en encallando, ya con Antonio Calderón en el banquillo, una calurosa mañana en Hospitalet. Desde sus inicios, se hizo un sitio tanto con Calderón como con Claudio, con quien viviría el no ascenso ante el Oviedo y posteriormente el Bilbao Athletic. La siguiente campaña fue su peor en el conjunto gaditano.

Precisamente, la del ascenso que se perdió después de que Claudio dejase de confiar en él y diera su visto bueno para mandarlo cedido al Racing de Ferrol junto a Kike Márquez. A la larga la jugada salió de perlas al conjunto amarillo ya que ni el vasco ni el sanluqueño pudieron jugar en la primera eliminatoria de ascenso ante el conjunto de A Malata.

Tras su etapa en Galicia, Juan Carlos Cordero entabló una seria conversación con él para atarlo –lo renovó dos años en septiembre de 2016– y, de paso, concienciarlo para que se centrase en el fútbol y no fuera tan amigo de las distracciones propias de la juventud. La charla fue un éxito total porque Garrido no sólo renovó dos temporadas con el Cádiz CF sino que además no tardó en hacerse otra vez con un puesto en el once titular de Cervera, un entrenador que siempre que acude a nombres para explicar la filosofía de juego de los suyos recurre a los nombres de Salvi, Alvarito y el propio Garrido.

Las dos temporadas que sellaron están cerca de cumplirse y es por ello que Juan Carlos Cordero ha llamado a su despacho al jugador vasco. En un principio, la idea del club es seguir contando con Garrido dos años más aunque las negociaciones se han estancado un poco en cuanto a la duración del contrato puesto que el representante del jugador está presionando para que sea una temporada más. Se llegue o no a un acuerdo, el tono de las conversaciones es de entendimiento y parece poco probable que se trunquen por un año más o un año menos.

El deseo de ambas partes es seguir compartiendo un proyecto común que se empezó en Segunda B y que un año más va camino de buscarse un sitio en Primera, categoría donde aún Garrido no ha jugado, pero piensa hacerlo vestido de amarillo.