Claudio Barragán, en el área técnica del banquillo visitante de Balaídos.
Claudio Barragán, en el área técnica del banquillo visitante de Balaídos.

Cádiz CF

«Necesitamos 16 tíos con corazón, ganas y fútbol para ganar en Villanueva»

El técnico es consciente que el domingo tiene otra prueba de fuego: "Los entrenadores dependemos de los resultados pero me abstraigo de lo que se diga de mí"

Por  17:48 h.

Claudio sabe que el duelo de este domingo en el Romero Cuerda no es moco de pavo. Por más que deje caer que la profesión va por dentro, él sabe que ante el Villanovense vuelve a tener una prueba de fuego que lo puede afianzar en el banquillo o poner de nuevo en la picota.

Consciente, revela que en el Romero Cuerda habrá que poner algo más que calidad para llevare el partido ante un rival que “se ha reforzado bien, llega en dinámica positiva y es un equipo duro, competitivo que sabe bien a lo que juega”, explica el valenciano.

“Sabemos como juega el Villanovense, estamos avisados de lo que nos espera en el Romero Cuerda. Tenemos que contrarrestar todo ello y usar nuestras armas”. Apelando a su amigo Pago Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, Claudio tira hasta de la épica habitual de su colega de banquillo para resaltar lo que quiere de su equipo el domingo. “Necesitamos 16 tios para ganar en Villanueva, con corazón, ganas y jugar al fútbol. Siempre supone una inyección importante de moral ganar y más si lo haces en un campo complicado como el de Villanueva de la Serena”.

Al técnico le preocupa el estado del terreno de juego. “No está tan bien como parece. Desde fuera parece una cosa pero por la forma de botar el balón no tiene que estar muy bien. Ante el Barcelona lo pusieron nuevo pero me da la sensación que el campo no está bien. Tenemos que ser inteligentes y muy contundentes, hacer una buena lectura del partido y saber manejar los momentos del encuentro”.

Sabedor que una derrota lo dejaría tocado, Claudio desvela que no mira más allá del día a día. “Intento aislarme de todo y centrarme en mi trabajo. Lo que hago es trabajar más duro si cabe y abstraerme de todo lo que se pueda decir de mi persona. Los entrenadores dependemos de los resultados, lo tengo muy presente”.