Claudio, en una imagen durante el entrenamiento en El Rosal.
Claudio, en una imagen durante el entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Claudio: «Hay que empezar en casa haciendo buen juego para ilusionar al cadismo»

El técnico del Cádiz afirma que "habrá algún cambio en el once inicial, aunque Dani Güiza aun no está para ser titular"

Por  13:30 h.

Claudio Barragán afronta el primer partido oficial en Carranza de su segunda temporada en el Cádiz CF. El valenciano sabe que tras el empate en Huelva es importante arrancar bien jugando como local, de ahí que el duelo ante el Cartagena cobre especial importancia por ser el primero ante los suyos.

“Es importante que mantengamos la tranquilidad en el primer partido en casa. Debemos hacer un buen partido e ilusionar a la gente”, son las primeras pinceladas del de Manises. Para ello, Claudio tiene claro cosas a mejorar respecto al Colombino. “Hay que tener más acierto que el que tuvimos en Huelva. Me gustó mucho mi equipo, pero nos faltó tranquilidad con el balón, eso sí en cuanto a posicionamiento estuvimos muy bien”.

Con todo, el entrenador recuerda que “es el inicio de la temporada, hay conceptos que no tenemos muy claros y tenemos que tener más acierto en general, mayor precisión”.

Al respecto, el mister ha dejado claro que hará “algún cambio” en el once inicial de mañana, “ya que tenemos otro duelo importante el miércoles en Copa del Rey”. Eso sí, recalca que “Dani Güiza aun no está para ser de la partida”.

Sobre el rival, el valenciano apunta que el Cartagena “es un equipo que le gusta salir jugado desde atrás o alternar. Es muy parecido a nosotros en ese aspecto, se ha marcado como objetivo estar arriba y ascender. Será un rival muy complicado y en fase de construcción como todos los equipos. Tiene gente muy buena de medio campo en adelante, vamos a tener que estar muy concentrados”.

Como referencia tiene el duelo de la pasada temporada en el que el Cádiz se impuso a un Cartagena en crisis (2-0). “Va a ser un partido muy diferente al del mes de abril porque ellos venían muy mermados y nosotros teníamos los deberes casi hechos. Esperemos que el punto del otro día nos sirva para coger confianza en las cosas que hicimos bien”, concluye.