Enrique Zarza, el mismo día de la subasta.
Enrique Zarza, el mismo día de la subasta.

Cádiz CF

El circo mediático como “estrategia procesal”

«Decido mediatizar el caso porque todo fue un atropello», argumenta el abogado de Sinergy

Por  20:08 h.

Antonio Muñoz, Diego García, Quique Pina, Carlos Cabrera (el notario de la calle Aurelio Sellé), Manuel Vizcaíno… Para todos. Zarza tiene para todos. Y le da igual quienes sean sus oponentes. El abogado de Sinergy ya se olía en qué lío se metía cuando recibió la llamada de los italianos para pasar a desempeñar el papel de malo una vez de deshacieron de Diego García, secretario del Cádiz CF tanto con Sinergy como con Locos por el Balón. Al letrado granadino no le coge de nuevas todo el revuelo que origina cada vez que se convierte en noticia tras una sentencia o escrito legal.

«Yo era y soy consciente de con quien me estoy jugando el pellejo en este caso. Son muchos años ya en esto y todos nos conocemos. Entre otras cosas porque ya les he ganado en otros procedimientos anteriores a este. Sé cómo juegan sus cartas y qué movimientos piensan hacer. Sé perfectamente de qué pie cojea cada uno», comenta en relación a los Pina, Vizcaíno y compañía.

A Zarza se le cuestiona el hecho de que represente a unos señores que dieron muy pocas sensaciones de poder gestionar el Cádiz CF en el año y medio que aquí se llevaron. También se le pregunta por la política de acoso y derribo que está empleando para denunciar un hecho que perjudicó a unos señores que ya estaban, de puertas para afuera, perjudicando bastante al Cádiz CF con sus nulos recursos económicos. No entra en eso, ni pretende entrar. Él habla de leyes, de códigos, de sentencia, de justicia. Nunca se le oirá habalr de fútbol más allá de lo mínimamente lógico. Y lo defiende porque cree que es justo hacerlo. Por sus representados y también por el Cádiz CF. Sí, sí, también por el Cádiz CF. Para que resplandezca la verdad, su verdad o la que quiera hacer resplandecer quien tiene que hacerlo, en el fútbol y en todos los órdenes de la vida, la justicia.

Y todo el ‘circo mediático’ que se monta cada vez que sale a la luz una sentencia favorable a Sinergy forma parte de una táctica, de un movimiento ideado para que todo fluya hacia donde él quiere.

«Decidimos, decido, mediatizar este caso como parte de una estrategia procesal. Y lo lo decido porque creo que se está cometiendo un atropello y también porque el Cádiz CF es una institución pública y notoria dentro de la ciudad», argumenta en un primer momento.
Tiene sus razones. «Cuando veo que para la organización y celebración de la subasta se está amañando todo decido montar el escándalo. Primero, el entonces secretario del club (Diego García) hace un certificado falso para dar validez a la subasta, se inventa un libro de socios en una tabla Excel que no existía y con nula credibilidad tal y como han confirmado los tribunales. Después dan hasta con cuatro notarías que se niegan a celebrar la subasta hasta que finalmente consiguen a uno que entra por el aro. Luego ambas partes (comprados y vendedor) ya han llegado previamente a un acuerdo. Claro, ante todo eso, y viendo que ahí está comprado hasta el ‘tato’ no me queda otra, como abogado que soy, que montar el pollo y dedicarme a denunciar todo», cuenta indignado.

Una vez puestas las correspondientes denunciar y raíz que empieza a ganar sentencias, Zarza sigue con la misma política. «Pienso que o sigo montando el escándalo o esta gente se lleva el gato al agua como si nada y después de obrar como lo han hecho. Sé que estoy luchando con titanes pero o empredemos el combate o me mandan igualmente fuera», expone Zarza, que se muestra seguro de seguir ganándoles recursos y sentencias a unos y a otros en el caso de que se den.

Y al fondo, el Cádiz CF, que no se libra de nada.