Alberto Cifuentes, en  el casco antiguo de Cádiz.
Alberto Cifuentes, en el casco antiguo de Cádiz.

Cádiz CF

Cifuentes y la parada de su vida: «El ascenso en Alicante está marcado en mi carrera»

El meta "feliz y agradecido por la confianza del club" el día de su renovación como portero cadista

Por  18:30 h.

Cerca de cumplir los 40 años, Alberto Cifuentes continuará durante al menos un año más defendiendo la portería de uno de los clubes de su vida: el Cádiz CF. El cancerbero de Albacete agradece una renovación que llega en uno de los mejores momentos de su vida.

“El respaldo del club y de Juan Carlos Cordero ha sido grande. Me han transmitido confianza y qué mejor manera que con un año más. Los conozco de hace tiempo y les agradezco esta confianza que arrastro desde al año pasado y más contento no puedo estar”, apunta el meta. “Cuando me siento con Cordero no negocio mucho. Con mi edad tampoco puedo engañar mucho. Todo ha sido muy fácil, no hay intermediarios y todo es más fácil. Llevo tiempo sin representante y como solo quiero estar aquí no lo necesito”.

El portero analiza sus tres temporadas amarillos haciendo un repaso a lo que ha supuesto y supone defender la portería amarilla. “Esto ha sobrepasado mis expectativas. Cuando vine aquí me encontré un club para ascender, pero con los meses parecía que se torcía. Llevo tiempo aquí, todo ha ocurrido mejor de lo que soñaba. Te das cuenta de lo que se siente en Cádiz en la época mala de Segunda B, ahí te das cuenta de lo que la gente quiere al Cádiz, y a partir de ese momento te das cuenta de lo que es este club. Poco a poco te vas enamorando del Cádiz, de la afición, de todo lo que mueve en el Cádiz”.

¿El mejor momento de su carrera? “El día del ascenso está marcado en mi carrera. En las categorías que me he movido da más peores momentos que alegrías. Tengo muchos recuerdos de aquel día, muchas situaciones que se dieron aquel fin de semana. Entre ese y la victoria en Gijón que fue mi partido cien, los dos van a estar entre los mejores momentos de mi etapa en el Cádiz”.

La experiencia también le hace ver las cosas de otra manera. “Relativizo más las cosas que antes pero también las disfruto más, antes las dejabas pasar y ahora piensas que hay que disfrutar el momento. Es un plus, vives el día a día con más fuerza y eso hace estar más fresco y no liarte con otras cosas”.

Y tras retirada, seguir vinculado al Cádiz CF. “A mí me gustaría seguir jugando, de ahí viene la renovación, pero en el futuro le confirmé que me gustaría seguir ligado aquí en el club. En el momento que llegue el día que tenga que retirarme veremos en qué puesto encajo, eso ya lo veremos”.

Mirando al presente

Cifuentes deja el pasado para centrarse en un presente prometedor. “Este año el equipo es muy sólido defensivamente, ha habido jornadas en los que nos han creado pocas ocasiones y por eso hemos encajado pocos goles. La racha tan positiva nos hizo creer y de momento es para estar contento de lo que está haciendo el equipo. Queda mucho y ojalá sea una línea constante la que podamos seguir hasta final de temporada”.

Con 47 puntos en la clasificación, Cifuentes quiere más. “Nunca se sabe dónde puede estar la guinda, y si esa guinda viene luego con otra. Estamos disfrutando de esta etapa, igual que disfrutamos la anterior. Estamos creciendo todos, independientemente de la edad. Los jugadores que seguimos de Segunda B no paramos de crecer y los que llegan también se han dado cuenta que este es un sitio para madurar y ser feliz. El equipo es distinto que el del año pasado. El equipo está más hecho y más maduro.  Nos hemos asentado en l categoría y ahora manejamos los resultados negativos mejor que el año pasado. Manejamos diferentes las situaciones de los partidos que no son como nos gusta. Es más maduro”.

Un partido en el que por fin se ganaba a un equipo que estaba siendo una auténtica bestia negra. “La gente que estábamos aquí desde Segunda B hemos notado que había un lastre con ese equipo y supimos que era especial. Cuando nos metieron el 0-1 pensé “otra vez contra el Oviedo” y al final con constancia supimos remontar, que quitó más lastre a la gente que al propio equipo”.

El próximo domingo toca visitar al Numancia, un equipo que también lucha por estar en la parte de arriba de la tabla. Para el meta manchego “es un partido muy difícil. Los Pajaritos siempre es un campo complicado, y más en invierno porque el campo suele estar helado. Llevan una temporada muy buena, es un equipo parecido a nosotros que defiende muy bien, aunque ellos llevan más tiempo en Segunda y conocen mejor la categoría que nosotros”.