Los guantes de Cifuentes, claves una temporada más.
Los guantes de Cifuentes, claves una temporada más.

CÁDIZ CF

Alberto Cifuentes, leyenda viva del Cádiz CF

El veterano guardameta manchego, que pasa por un sensacional momento de forma, es uno de los 'culpables' del gran rendimiento del equipo de Cervera

Por  17:54 h.

A pocos meses de cumplir 39 años, Alberto Cifuentes vive una etapa inolvidable en su carrera. En su tercera temporada en el Ramón de Carranza, el veterano guardameta manchego sigue haciendo méritos más que suficientes para ser recordado como uno de los mejores guardametas de la historia del Cádiz CF. Los números están de su lado. No hay dudas.

Albacete, Mallorca B, Ciudad de Murcia, vuelta al Mallorca, Rayo Vallecano, Salamanca, Real Murcia, La Hoya Lorca y aventura en el Piast Gliwice en Polonia. Ahí parecía acabar su carrera hasta que una llamada del Cádiz CF le dio la oportunidad de volver a España para coronarse. Primero con un histórico ascenso a Segunda y, posteriormente, con dos temporadas de ensueño en las que intenta devolver a la entidad de la Tacita de Plata a la máxima categoría del balompié nacional gracias a sus antológicas intervenciones. Y es que ha demostrado que aún le queda cuerda para rato en un club en el que ya es centenario y en el que dentro de algún tiempo (no ahora) continuará tras colgar los guantes.

Aclamado por el cadismo semana tras semanas, Cifuentes se ha ganado a pulso este reconocimiento. También sus compañeros y su entrenador no han dudado a la hora de señalar al portero manchego como uno de los artífices de la excelente trayectoria del Cádiz CF. Sin él, el equipo gaditano no sería segundo a estas alturas de la competición en LaLiga 123.

Muchas han sido las ocasiones en las que el portero titular del Cádiz CF ha salvado a su equipo. Al fin y al cabo, su titularidad no es un capricho. Ser el único jugador de la plantilla cadista que ha estado presente en los 1.980 minutos de los 22 encuentros ligueros disputados hasta el momento no es simple casualidad. Haber encajado sólo doce goles en todo ese tiempo tampoco lo es. Su promedio (0,5 goles recibidos por encuentro) da razones del ‘Zamora’ que ostenta a día de hoy. También que en 14 partidos de los 22 disputados no haya recibido goles. Un mérito enorme.

A fin de cuentas, la suplencia de Rubén Yáñez (guardameta de gran proyección que llegaba este verano a Carranza tras formarse en Valdebebas y ser fichado por el Getafe) tiene su razón de ser aunque el catalán ha completado muy buenas actuaciones en la Copa del Rey, su torneo. Y es que Cifuentes es mucho Cifuentes.

Gran inicio

En líneas generales la temporada de Cifuentes ha sido espectacular. El Cádiz CF no conoció la derrota hasta el quinto partido y en gran medida fue debido a las grandes actuaciones del manchego. Sin ir más lejos, Cifuentes fue protagonista en el debut en Córdoba con tres paradones ante Alfaro y Sergi Guardiola. Sólo Markovic pudo batirle en la última jugada, cuando el Cádiz CF ganaba 0-2 en el marcador.

Ante el Alcorcón, rival esta semana del Cádiz CF, fue el primer encuentro en el que no encajó goles y una semana después repitió experiencia en Lugo. Una mano prodigiosa tras lanzamiento del guaraní Sergio Díaz  en la recta final, y con 0-1, hizo posible la victoria gaditana. Servando, bajo palos, también ayudó.

En la siguiente jornada estuvo muy acertado ante los intentos de Maikel Mesa y el Nástic salió derrotado de Carranza (2-0). Así hasta que Toché pudo batir a Cifuentes en Oviedo, escenario en el que llegó la primera derrota cadista del ejercicio.

En Lorca llegó su peor actuación

La visita del Numancia fue saldada con un empate sin goles en el que los sorianos tampoco incomodaron mucho a Cifuentes en un Cádiz CF con diez hombres por expulsión de David Barral, pero llegó la visita a Lorca, su antigua casa, y ahí tuvo lugar la peor tarde de los pupilos de Cervera esta temporada. Cifuentes estuvo desafortunado en el segundo gol, obra de Manel, al no acertar en el despeje. Antes había marcado Garrido en propia meta y después sentenció Merentiel (3-0). El del Artés Carasco es, sin dudas, el fallo más importante de Cifuentes junto al de la temporada pasada en Carranza ante el Valladolid (0-1) al término de la primera vuelta.

Este periodo de crisis llegó hasta la visita a Huesca el 11 de octubre. En El Alcoraz llegó la última derrota del Cádiz CF hasta la fecha y nada pudo hacer Cifuentes para evitar el gol de Lluís Sastre de cabeza tras centro de Álvaro Vadillo.

Antes, Sergio Herrera se convirtió en el héroe de Osasuna en Cádiz (0-2) al detener tres penaltis, mientras que sí se pudo sumar un punto ante el Sevilla Atlético (0-0) en una cita en la que Cifuentes superaba a Carlos Fernández.

Ocho partidos, 13 horas

Desde el gol de Lluís Sastre en Huesca hasta la diana de Marc Cardona en el Carranza pasaron ocho encuentros y unas 13 horas de juego. Todo ese tiempo estuvo Cifuentes sin recibir goles, quedándose a las puertas del récord histórico de imbatibilidad en la categoría de plata.

El manchego no encajó goles ante el Rayo (0-0) y repitió en Almería con una actuación sobria y firme (0-2). Ante el Reus le salvó el travesaño tras un potente chut de David Haro en el Carranza (1-0), mientras que en El Molinón cumplió su centenario cadista con un 0-3. Ese día el Cádiz CF fue muy superior al Sporting sobre el césped, peor Cifuentes supo estar ahí para evitar los el gol de Michael Santos en un par de oportunidades.

Ante el Valladolid se quitó la espina de la campaña pasada con una manopla descomunal en la prolongación. Así salvó la victoria (1-0). Además, el 2-0 ante el Albacete fue posible con la ayuda de la madera. Situación que se repitió en La Romareda ante el Zaragoza gracias a las ayudas de sus centrales Marcos Mauro y Kecojevic (0-2).

Así hasta que Marc Cardona marcó con el Barça B en el Carranza y se terminó la proeza de Cifuentes. Fue un mal menor al ganar 3-1 el Cádiz CF en una segunda parte antológica.

Decisivo en las tres últimas citas

Los tres últimos encuentros ligueros han demostrado la importancia de Cifuentes en este equipo. Pasa por un momento delicioso de forma y todos lo saben. No hay más que mirar a la última cita de 2017 en Tenerife cuando evitó el 2-1 ‘in extremis’ de manera poco ortodoxa en la prolongación.

Luego llegó la primera victoria de 2018 ante el Granada en el Ramón de Carranza (1-0). Ese día compartió honores con Kecojevic gracias a evitar dos jugadas muy peligrosas ante Joselu y Rey Manaj, y sacar el cuero de la mismísima escuadra tras chut de Pedro.

Finalmente, y con el permiso del bigoleador Álvaro García, el pasado domingo ante el Córdoba (2-0) ofreció otra exhibición sacando de manera magistral dos lanzamientos de Markovic y Jovanovic.

Cifuentes se lo ha ganado. Ya es una leyenda viva del Cádiz CF.