Alberto Cifuentes, portero del Cádiz CF.
Alberto Cifuentes, portero del Cádiz CF.

Cádiz CF

Cifuentes: “La vida son objetivos que van cambiando”

El meta cadista no cierra las puertas al sueño del ascenso pero prefiere centrarse "en el partido de Vallecas" únicamente

Por  15:18 h.

Dicen de los porteros que pueden ser personas tocadas del tarro, que se encierran en sí mismos y que son unos incomprendidos. La soledad del cancerbero es lo que tiene. Un fallo, un error, y gol. Y todas las miradas recaen en él. Como si por delante no hubiera otros diez más. Crecen en la apatía de sentirse usados por los amigos y disfrutan con los pelotazos desde que son pequeños. ‘¡Están locos!’, llegan a escuchar cuando se dirigen a los tres palos para comenzar a recibir un fusilamiento de misiles. Pero piensan más. No les queda otra.

Hoy el Cádiz CF tiene la suerte de tener a un loco de esos con casi cuarenta castañas. Es Alberto Cifuentes, un arquero que ha llegado a la madurez futbolística en el ocaso de su carrera pero que tiene el privilegio de sentirse como si estuviera empezando. Hablar con él de fútbol es hablar con un libro abierto. Sabe del fútbol de aquí y el del más allá. Es un tío de ley y seguro que su saber estar le tiene guardado un trabajo de maestro en algunos de los clubes por los que ha dejado su categoría. Poco antes de firmar por el Cádiz CF tenía dada su palabra a un amigo que estaba construyendo una plantilla para subsistir en Segunda B. Nada más recibir la llamada de Juan Carlos Cordero –Cifuentes pensaba que se debía a una llamada de mera información sobre algún jugador– comenzó a soñar.Llamó a su amigo para decirle lo que le acababan de proponer y su amigo, de los de verdad, le empujó al sueño.

Y aquí está, en Cádiz. Es uno de los capitanes y estandarte de este equipo de ensueño.Sus palabras, pocas, son las más escuchadas. Sus pensamientos, todos, son los más esperados. No dice nada que se salga del tiesto y todo lo que dice son grandes verdades alejadas de los tópicos. Aunque lo parezcan… Es por eso que Cervera lo tiene al frente de su guardia pretoriana

El cancerbero de los sueños cadistas ha atendido hoy al término del entrenamiento del equipo a los medios oficiales del club para dirigirse a la afición en los días previos a un encuentro en el que se verán las posibilidades reales de los de Cervera de optar o no al ascenso directo.

Precisamente, el meta manchego comentó sus sensaciones antes del duelo de este domingo ante el Rayo. “Para los dos es muy importante porque ambos estamos arriba. Sabemos que ningún partido será uno más. Los tres puntos para cualquiera puede significar algo muy importante en la recta final”.

Con el encuentro en Vallecas, se inicia la cuenta atrás de los últimos diez partidos de la temporada. “En la recta final del campeonato todos los partidos son importantes. Ahora son muy decisivos y pueden significar mucho. Pero cuando pase esta jornada quedarán nueve más”.

Defensor a ultranza del estilo de su entrenador, Cifuentes agradece los elogios que recibe el Cádiz CF por parte de sus rivales. “Se siente mucho orgullo por el trabajo del equipo y el sacrificio que supone jugar aquí. Hacemos muchas cosas bien, tenemos una manera de colocarnos, y los rivales saben que es difícil crearnos ocasiones”.

Se ha repetido hasta la saciedad que Cifuentes está viviendo una segunda juventud. Y por supuesto el meta no lo niega, si bien nunca suele hablar de su fecha de nacimiento. Entre otras cosas, porque no piensa aún en la retirada debido a que se siente hecho un chaval. De hecho, tiene muy claro una cosa y es que se encuentra “en mi mejor temporada en el fútbol profesional”. Hace unas semanas, el club le renovó un añito más. Ganado a pulso.

Cifuentes ha defendido los escudos de muchos equipos. Sin ir más lejos, este domingo visita una de las que fue su casa en el fútbol profesional. Lo hará con alegría y buenos recuerdos, pese a que el año pasado tuvo que encajar tres goles en lo que fue el peor partido de la era Cervera posiblemente. “Siempre jugar contra un ‘ex’ es especial. Viví años bonitos en Vallecas, y además se sabe que es una fiesta de las aficiones. Ir a Vallecas siempre es algo más que ir a otro sitio, y más en este momento personal y global”.

El Cádiz CF es cuarto y lucha por el ascenso tras firmar hace unas semanas el objetivo de la permanencia. por eso mismo, Cifuentes cree que no deben jugar con mayor presión que los demás. Dice que eso de la presión “es un mito porque cuando empieza un partido sólo hay concentración”. Asimismo, admite que esa responsabilidad en la exigencia no la siente en el Cádiz CF “existe mucha ilusión con nosotros y la gente sólo quiere disfrutar viéndonos ganar”.

Se despide Cifuentes con una frase de leyenda, de esas que parecen salir de la boca de un pensador. De un pensador como lo es él. “La vida son objetivos que van cambiando”. Y claro, no cierra las puertas a ese sueño del ascenso a Primera “que está ahí”. De la misma forma que no abandona la realidad porque “nuestro sueño no debe ir más allá de los tres puntos en Vallecas”.