Alberto Cifuentes, en un entrenamiento en El Rosal.
Alberto Cifuentes, en un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Cifuentes: «La sonrisa se recupera ganando»

El portero del Cádiz CF manda un mensaje a la afición: "Necesitamos un Carranza que viva los partidos como nosotros"

Por  18:54 h.

Alberto Cifuentes es uno de los jugadores con más pesos en el Cádiz CF. El cancerbero murciano fue uno de los protagonistas del ascenso y se encuentra viviendo una segunda juventud en el Cádiz CF, equipo que le dio la oportunidad de regresar a la LFP, donde se le ve disfrutar como un niño con zapatos nuevos.

Llegado de la liga polaca hace ya más de un año para sustituir a Aulestia, Cifuentes se muestra optimista de cara a una temporada que se presenta tan prometedora como sacrificada. Este domingo Cifuentes volverá a un campo donde jugó como anfitrión las temporadas 2005/06 y 2006/07.

Hoy ha sido entrevistado por Deportes Cope Cádiz y el portero no ha esquivado ninguna pregunta.

-¿Cómo se encuentra?

-Bien Trabajando mucho, currando duro. Pero va bien.

-¿Ha sido la prensa muy dura esta semana?

-La verdad que no leo mucho yo, pero habéis sido más duro otras veces.

-¿Hay que acostumbrarse a perder más partidos al ser un equipo recién ascendido?

-En estas siete jornadas que llevamos se ha demostrado lo igualada que es la categoría. Es muy difícil ganar en casa, ganar fuera, cualquier equipo te puede ganar. Será un año complicado para todos los equipos de la categoría y para nosotros que somos un recién ascendido, pues también.

-¿Puede ser que el ascenso haya malacostumbrado al entorno?

-Yo sé que a la gente le gusta que ganemos siempre, como a todas las aficiones del mundo. Pero el otro día perdimos y no nos salió un buen partido, precisamente en un partido que podría ser muy especial para muchos aficionados que estaban en el campo por el recuerdo de hace dos años, pero perdimos con una imagen que no era la que queríamos dar. A partir de ahí, sabemos que la sonrisa se recupera ganando.

-Antes del encuentro, y viendo las rachas de Cádiz CF y Oviedo, ¿se podía pensar que se daban las circunstancias para sumar la segunda victoria consecutiva?

-Eso lo podíamos pensar todo pero es lo que dije antes. Era el Oviedo, que tiene una pedazo de plantilla y que seis jornadas, que era las que llevábamos, tampoco es un indicativo. Después, en dos jugadas puntuales, nos hacen dos goles y se nos pone todo muy cuesta arriba. No fuimos capaces. Fue un partido que nos dejó a todos muy decepcionados.

-Se está hablando mucho del famoso plan B que no se termina de tener. ¿Qué piensa de ello?

-Los equipos tienen que mejorar día a día. Ser más completo entrenamiento a entrenamiento. Entonces, intentaremos trabajar en ese plan B que decís sin perder el equilibrio e intentaremos también no ponernos por detrás en el marcador. El equipo madurará e irá creciendo y será mejor.

-¿Cómo ves a José Mari para estrenarse este domingo ante el Rayo?

-Él se está entrenando con el grupo y todos los que se sumen al equipo es bueno para que la plantilla sea competitiva y el míster tiene más opciones pues mejor. José Mari tiene muchas ganas y esperamos que pueda debutar pronto.

-Quitando el borrón contra el Oviedo, se puede decir que el arranque de Liga ha sido bueno, ¿no?

-Todos estábamos a la expectativas antes de empezar la temporada. Hemos salido a competir y a hacer daño a los rivales, igual que nos lo han hecho a nosotros. Lo que está claro es que no hemos sido ni muy superiores a los rivales ni tampoco muy inferiores. Ya hemos visto que la categoría es muy igualada y que tenemos que ser muy fuertes.

-La sensación es que el Cádiz CF se ha comportado mejor contra equipos de mayor enjundia que de menos nombre como puede ser el caso de Reus o Mirandés.

-Del Mirandés, mejor ni hablar. Y en el caso del Reus creo que fue un partido igualado en el que ellos acertaron una y se lo llevaron. Si lo hubiésemos marcado nosotros, nos lo llevamos nosotros. Fue un partido de empate.

-Este domingo toca Vallecas. Un campo especial para ti.

-Es un equipo diferente y con una afición muy definida y muy del rayo, como la del Cádiz CF, muy del Cádiz CF. El primer equipo de ellos es el Rayo y el segundo es el Cádiz CF, casi que como aquí. Pasé dos años muy bonitos allí, y aunque no pudimos conseguir el objetivo ningún año, tengo muy buenos recuerdos de allí como no puede ser de otro modo.

-Os enfrentaréis a un gran equipo.

-Y tanto. Tienen una plantilla muy completa, con muchos nombres, con jugadores que el año pasado estaban en Primera. La plantilla tiene un perfil para estar arriba.

-Pasar de campos de Segunda B a campos, como el de Vallecas, que huelen a Primera debe ser un cambio muy significativo.

-Sí, lo que pasa es que nosotros también estamos acostumbrados a jugar en Carranza, que es otro estadio de cuidado. Es lo que le gusta a todo jugador, pero luego cuando estás jugando tan sólo ves al rival y menos al estadio, pero está claro que para nosotros es ilusionante y muy motivante estar compitiendo aquí y ante estos rivales. Es por lo que luchamos el año pasado.

-¿Qué siente cuándo Álvaro Cervera dice en Almería que va a ser el portero titular?

-Bueno, al final todo es trabajo. Pero si soy sincero, cada semana que el míster lo pone en la pizarra tengo los mismos nervios. Ha sido una tónica en mi carrera que nunca me he sentido titular y eso no sé si es un pro o un contra. Siempre trabajo y vivo al día de siempre, pero cuando te ves en la alineación que pone el míster sientes toda la adrenalina y es lo que gusta a todos. Pero también me gusta mucho ir a entrenar.

-¿Qué piensa sobre las rotaciones en los porteros que hacen ahora muchos entrenadores?

-Bueno, también pasa en equipos que tienen entre 60 y 50 partidos al año. Es una posición muy específica y el fútbol también evoluciona. Tampoco es malo porque antes la figura del portero era uno que juega siempre y otro que no juega nada. Hay que competir y estar siempre alerta tanto si juegas como si no. El día que se pierda ese gusanillo tendré claro que no querré jugar más. Y de momento lo tengo muy vivo. Al final, la edad está en la cabeza y ahora mismo la tengo muy fresca. La experiencia me ha dicho que plantearte algo a muy largo plazo no lleva a mucho, por esos solo pienso en el día a día. Siempre me gusta aprender cosas nuevas y eso es lo que me permite estar muy vivo.

-¿Qué supone jugar con el Cádiz CF en Segunda A?

-La consecución de de un reto que me puse cunado vine y cuando me llamó Jorge Cordero. Vine muy ilusionado y sabiendo la exigencia que había aquí. Después de toda la temporada, que fue como fue, y conseguir el ascenso fue una satisfacción enorme. El reconocimiento de la gente, todo lo que pasamos… Son cosas muy difíciles de decir con palabras.

-¿Más recuerdos buenos que malos?

-El año pasado se pasaron momentos malos, pero muchos más buenos porque los malos se tapan un pooc con el ascenso de Alicante. No hay color. Al final fueron seis semanas, que para la gente a lo mejor fueron seis partidos solo, pero para nosotros fueron seis semanas por siete días, 42 días muy intensos, son muchos días de cabeza, de pensar, de dormir poco que eso cuando luego estás ahí en el ‘play off’ no lo reconoces pero luego tienes que hacerlo y reconoces ¡madre mía, qué tensión, qué poco dormíamos! Pero al final salió todo bien y fue lo mejor que nos podía pasar.

-La palabra clave para esta temporada puede ser paciencia, tranquilidad, siempre.

-La palabra clave debe ser juntos, estar todos juntos porque el Cadiz CF ha pasado muchas temporadas en Segunda B y lo que hay que estar es juntos. De todas formas, yo no soy nadie para decir a la gente que es lo que tiene que hacer, pero sí decirles que nosotros necesitamos un Carranza que viva las situaciones como nosotros y que esté a nuestro lado porque va a ser una temporada larga, dura e ilusionante pero con muchas satisfacciones y muchas alegrías.