Samu Sáiz, jugador del Huesca Foto: Heraldo.
Samu Sáiz, jugador del Huesca Foto: Heraldo.

Cádiz CF

Cielo para el Huesca, infierno para el UCAM

Los aragoneses ganan al Levante y se meten en el 'play off', mientras que los murcianos vuelven a Segunda B

Por  22:17 h.

La SD Huesca acompañará a Getafe, Tenerife y Cádiz CF en la lucha por buscar la última plaza de Primera División que queda aún pendiente tras los ascensos de Levante y Girona, respectivamente. Partido de infarto el que se vivió este sábado en el Ciudad de Valencia en un encuentro en el que pasó de todo y en el que por momentos tenía al Valladolid como sexto clasificado con su empate ante el Cádiz CF y la derrota del Huesca frente al Levante.

Y es que el campeón de Segunda División se adelantó al cuarto de hora de la segunda mitad con un tanto de Morales. Ese gol dejaba fuera del ‘play off’ al equipo de Anquela, que por entonces ya jugaba contra diez por la expulsón del jugador del Levante Rober. Minutos más tarde, Muñiz cambiaba a Raúl Fernández, portero local, con la idea de asegurar el Trofeo Zamora y a partir de ahí cambió el panorama del partido. Acoso y derribo del cuadro oscense que empataba por medio de Aguilera y le daba la puntilla al líder con un tanto de Samu Sáiz, quién si no.

Victoria que deja al Huesca sexto para jugar el ‘play off’ ante un Getafe que acabó empatando (3-3) en un partido enloquecido, que por momentos abría la posibilidad de la tercera plaza a un Cádiz CF que con una victoria habría alcanzado dicha posición si finalmente el Mallorca se hubiera impuesto, cosa que hizo hasta en dos momentos del choque.

La victoria del Huesca hizo inútil el triunfo del Oviedo (0-2) ante el Elche con goles de Toché y Nando. Los asturianos acaban octavos, todo un fracaso para el equipo de Fernando Hierro. Por su parte, el Tenerife arrebataba la cuarta posición al Cádiz CF ganando en Zaragoza con un soberbio gol de Omar desde su propio campo (1-2).

Jona pudo salvar al UCAM

Por abajo, todas las miradas estaban en el partido que disputaban en Tarragona Nástic y UCAM Murcia. Uno de los dos podía acabar descendiendo si el resto de equipos hacía sus deberes, como así fue.

El Alcorcón vencía con claridad al Lugo (3-0), el Almería por la mínima al Reus (1-0) y por tanto catalanes o murcianos se lo jugaban todo a una carta. Partido de mucha tensión y pocas ocasiones que prácticamente se definió al final. El excadista Jona tuvo la posibilidad de salvar al equipo universitario con una pena máxima que erró en el minuto 73, cosa que derrumbó al cuadro de Francisco, ya que el empate no les valía. Finalmente, otro examarillo, Manu Barreiro, daba la victoria y la permanencia al Nástic de Tarragona en una temporada de mucho sufrimiento. Por su parte, el UCAM vuelve a Segunda B un año después de ascender, acompañando a Elche, Mallorca y Mirandés.