Chico Puig dialoga con Vizcaíno en el palco de Carranza.
Chico Puig dialoga con Vizcaíno en el palco de Carranza.

Cádiz CF

Chico Puig pide una tregua en el Cádiz CF

"Lo mejor es que ambos esperen a final de Liga para retarse", aconseja a Vizcaíno y Pina

Por  17:05 h.

Chico Puig, heredero de las acciones de su padre Francisco (DEP), se ha convertido esta semana en noticia, junto a Federico González, después de que se haya conocido que el 21% de las acciones del Cádiz CF que pertenecían a los que fueron consejeros del Cádiz CF en tiempos de Antonio Muñoz Vera hayan pasado a manos del empresario marítimo Rafael Fernández Bernal, dueño de la consignataria Puerto y Bahía SL, a la sazón, patrocinador del Cádiz CF.

Hoy mismo, la cadena Cope entrevistaba a Chico Puig para que diera su opinión respecto a la figura de la persona a la que han traspasado (traspasarán) un paquete de acciones que pueden ser claves para el devenir del Cádiz CF.

Desde un primer momento, el hijo de Francisco Puig confirmaba las informaciones acerca de la futura venta de las acciones, aunque la operación la supeditaba a “la palabra dada” por Rafael Fernández y, como no puede ser de otra forma, al acta notarial que avale el cambio de la titularidad de las acciones así como el pago de las mismas, que estaría en cerca de un millón de euros. Asimismo, Puig advertía que el porcentaje de ese paquete acciones es del 20%.

Con claridad meridiana, Chico Puig explicaba que las negociaciones por la venta de las acciones ya se han finalizado y que los únicos pasos que quedan por darse son los burocráticos. No obstante, y por experiencias pasadas, prefería mantener la cautela antes de que se estampen las firmas porque “esto del fútbol es diferente a cualquier otra cosa” aunque en todo momento se mostraba seguro gracias a la palabra del comprador, “una persona a la que conozco desde hace bastante tiempo y que es muy conocida en Cádiz”. sin embargo, Puig recordaba que no puede decir que la operación esté cerrada pero sí que “Rafael (Fernández) es la persona que está más cerca” de hacerse con el 20% de las acciones del Cádiz CF pertenecientes a dos directivos que, a su vez, pertenecían al Grupo Bahía.

Como era esperado, Puig no habló de las cantidades monetarias que trae consigo la operación porque dice no estar autorizado para hablar de ello, además de que no está en la obligación de hacerlo por respeto hacia las tres partes implicadas en la compra-venta.

Puir no cree que al deshacerse de las acciones, tanto Federico González como él, se quiten un peso de encima porque “las acciones en sí no pesan. Es cierto que es un activo que se le puede dar en el mercado el valor que se quiera, pero también es cierto que no te produce ningún coste”.

Otro tema es ya el préstamo que ambos exconsejeros de Antonio Muñoz (Puig y González) siguen pagando y que pusieron en su día “para que el Cádiz CF pudiera tirar para adelante” y por el que mantienen un contencioso con Antonio Muñoz (el otro directivo que pidió el préstamo) por el que esperan recuperar lo que el expresidente del Cádiz CF no ha puesto y sigue poniendo ellos.

Aclarado eso, Chico Puig pasó a contar los contactos que han mantenido (Federico González y él) tanto con el entorno de Quique Pina como con el de Manuel Vizcaíno, ambos interesados en hacerse con la parte que se ha hecho (hará) Rafael Fernández. En esta línea, repite el discurso que siempre han mantenido desde hace ya tiempo y que ya escucharon en su día los representantes jurídicos de Sinergy. “Siempre hemos dicho que nosotros elegiríamos a un entorno que nos diera más garantía de cobrar, e incluso puedo decir que hemos desechado ofertas de mayor importe porque no nos daba garantía de cobrar el importe”. A favor de Rafael Fernández, Puig apuntó que “ha sido el que realmente nos ha dado todas las garantías” y cree que en menos de diez días ambas partes se sentarán delante del notario para dar por finiquitada la operación. “La garantía que nos ofrecía Rafael no es otra que ir al notario y pagarnos, condición ‘sine qua non’ para negociar la venta de las acciones”, resumía a las claras.

La pregunta del millón. ¿Con quién cree Puig que está Fernández; con Pina o con Vizcaíno? El heredero del que fuera vicepresidente del Cádiz CF no se muerda la lengua y da rienda a sus sensaciones. Aunque de entrada ignora el posicionamiento del que será nuevo accionista del Cádiz CF, sí que aporta que por lo que han hablado (tres veces) y por lo que lo conoce, sabe que, “por el tema del sponsor y de la amistad” conoce bien a Vizcaíno, pero repite que desconoce por completo por quién tomará partido, en el caso de que lo tome.

Asimismo, comprende las ‘presiones’ que han recibido tanto por parte de Pina como de Vizcaíno para hacerse con sus acciones y, en este punto, asegura que en ningún momento se han sentido utilizados por ninguna de las dos partes. “Es normal y legítimo que cuando surge lo que surge y que cada uno se queda con una parte, es lógico que buscan más apoyo accionarial que es el que tenemos nosotros”.

Ya como cadista, Chico Puig analizó la actual situación institucional de un Cádiz CF presidido por Vizcaíno que antes de final de año realizará una ampliación de capital dentro de una entidad en la que ha entrado como nuevo accionista importante Rafael Fernández, que podría ver como sus nuevas acciones pierden valor nada más entrar en el club. “Nuestro fin es vender las acciones y cobrarlas, ya después, lo que hagan con ellas, si hay o no ampliación de capital, si se pelean o no, no es nuestra responsabilidad”. Eso sí, desde su experiencia considera la nueva situación “rara. Será un tema lento porque creo que Manolo (Vizcaíno) va a seguir luchando por lo que él cree legítimo para él, mientras que el entorno de Buitrago seguirá luchando por lo suyo. Todo eso traerá muchos problemas y muchos líos. Yo soy de los que dicen que lo mejor que le puede pasar al Cádiz CF es que el entorno de Buitrago y de Vizcaíno se sentasen, se dieran una tregua y el día (30 de mayo o de junio) que acabe la Liga, se reten para ver quien se queda con todo esto. Pero hacerlo ahora, en plena incertidumbre deportiva, lo único que puede pasar es que se perjudique al club”.

Precisamente, el comprador de sus acciones, Rafael Fernández, dice llegar al accionariado con ese empeño, el de pacificar a las partes por el bien del Cádiz CF. “Es lo que le deseo y deseo como cadista y gaditano. Hasta se lo he dicho a Manolo (Vizcaíno), que se sienten ahora para hacer una tregua porque están jugando con un club que tiene detrás a muchos gaditanos”.