Cervera, en una rueda de prensa.
Cervera, en una rueda de prensa.

Cádiz CF

Cervera se enroca en los laterales

Villanueva y Correa, recambios de Lucas y Carpio, no terminan de asentarse en el once

Por  17:00 h.

Álvaro Cervera ha comenzado a despistar al personal con sus alineaciones. No puede decirse del todo que esté haciendo cosas raras porque en anteriores ocasiones en las que las hizo (como por ejemplo en el ‘play off’ de ascenso a Segunda) le salieron de maravilla. Pero el caso es que en los dos últimos encuentros ligueros, el técnico cadista ha decidido hacer cambios en sus laterales y la cosa, la verdad, es que no está saliendo.

Se entiende que el entrenador está dando esa vuelta de tuerca en su defensa motivado por argumentos puramente tácticos. Por más que se quiera o se pueda pensar otra cosa debido al hecho que ninguno de sus tres laterales naturales (Lucas Bijker. Brian y Carpio), no hay que pensar más allá de lo deportivo. No obstente, los cambios no están teniendo los resultados deseados ni mucho menos.

Fue ante el Lorca en Carranza cuando Cervera sorprendió dando entrada en el once a Mikel Villanueva en el lateral izquierdo y a Rober Correa en el carril derecho en detrimento de Lucas, que no había tenido un buen papel en Soria, y Carpio, al que podría estar dándole descanso debido a la carga de partidos que acumula el veterano defensa. En aquella ocasión, el barcelonés Brian estaba con molestias aunque tampoco es que estuviese entrando en los planes del preparador.

El caso del lateral zurdo comprado al Granada causa ligera sorpresa (o sospecha) ya que de ser el teórico titular y una apuesta clara del club ha pasado a convertirse en el suplente de Lucas. En lo que va de año solo ha jugado los dos encuentros coperos ante el Sevilla y el partido en Carranza ante el CD Lugo (1-1). Un bagaje muy pobre para un futbolista que está en plena proyección y que se suponía que esta iba a ser la temporada de su despegue en el fútbol profesional.

Y si raro suena lo de Brian, algo similar pasa con Carpio, indiscutible en lo que va de Liga aunque fuera del equipo en las dos últimas comparecencias. En el caso del defensa salmantino, podría pensarse en un primer momento que se trataba de un pequeño descanso, sin embargo, el hecho de no verlo tampoco jugar en Pamplona la hipótesis táctica ha pasado a un primer plano. Y es que con Villanueva en el carril zurdo, en detrimento de dos laterales ofensivos como son Lucas y Brian, el Cádiz CF iba a perder mucho ataque si Carpio se mantenía en el once puesto que su sustituto, Correa, tiene un perfil más atacante que el ex del Alavés.

No parece que estas probaturas estén saliéndole a Cervera, que se ha empeñado en confiar en Villanueva para lamento de un Álvaro García que necesita como el comer a un compañero doblándole continuamente para tener más opciones en sus internadas. En el flanco opuesto, a Salvi en cambio se le ve con mayor protagonismo gracias a las ayudas de Correa.

Parece claro que Cervera ha invertido el sentido del juego en ambas bandas por mera cuestión de equilibrio. Si antes (con Lucas o Brian) el carril zurdo era más ofensivo que el diestro en el que dominaba un autero Carpio, en los dos últimos encuentros la situación es al revés con un Villanueva ultradefensivo en el carril zurdo y con un Correa sensiblemente superior en ataque a Carpio. Este sábado, ante el Sevilla Atlético, habrá que ver si Cervera renueva una apuesta que se le está atragantando o si por el contrario le vuelve a dar la vuelta al calcetín.