Rubén Cruz ve una de sus cuatro amonestaciones en el partido ante el Valladolid.
Rubén Cruz ve una de sus cuatro amonestaciones en el partido ante el Valladolid.

Cádiz CF

Cervera manipulará cuatro alarmas este sábado

Aridane, Brian, Rubén Cruz y Alvarito podrían perderse la final de Huesca en el caso de ser amonestados este sábado

Por  19:11 h.

El Cádiz CF afronta la recta final de Liga en la cuarta posición y Álvaro Cervera ya tiene sobre su mesa los planes con los que pretende mantener al equipo en puestos de ‘play off’ de ascenso. Para empezar, se ha olvidado del camino directo. Le da igual que el Girona flaquee porque admite que su ejército no está para tirar cohetes desde que lo vio sucumbir ante las huestes del Tenerife. Sabido eso, prepara las diez batallas con un ojo puesto en el campo y otro en el estado físico y psíquico de su plantilla. Administrar esfuerzos y maniobrar con cabeza que se llama.

Al margen del discurso esclavo del ‘partido a partido’, Cervera es consciente de que hay que contemplar mucho más allá del próximo encuentro ante el Lugo en Carranza. El entrenador nacido en Guinea no pierde detalle del calendario por mucho que sea salirse del guion establecido. Y hace bien porque al Cádiz CF le quedan por delante diez finales.

Las dos primeras citas son claves para distanciarse de dos equipos que luchan por meterse  en la fase de ascenso ya que los rivales no son otros que Lugo y Huesca, octavo y séptimo, respectivamente. Y la preocupación no es otra para Cervera que llegar a dichos enfrentamientos con los mejores hombres. Pero hay un problema. Bueno, cuatro, para ser más exactos.

Cervera sabe que si de los siguientes encuentros hay uno primordial es el que espera en Huesca a mediados de abril. Por supuesto, ante el Lugo no hay otro objetivo que no sea sumar los tres puntos, pero el hecho de contar con la ayuda de la afición de Carranza hace que Cervera medite reservas a algunos de sus hombres apercibidos. Por eso mismo, ha llegado la hora de manipular la cuenta atrás de cuatro alarmas que están a punto de sonar para quedar detenidas una semana.

La primera de ellas es la del central canario Aridane, clave en la retaguardia amarilla y que suma nueve tarjetas amarillas. La posibilidad de hacer jugar a Servando este sábado ante el Huesca sobrevuela sobre la cabeza de Cervera, que ya usó al isleño tras la sanción que recayó sobre Sankaré tras una amarilla en Getafe. El capitán amarillo supo cumplir ante el cuadro reusense y no se descarta que vuelva a la acción para dar descanso a Aridane y, de paso, asegurarse la presencia del canario en El Alcoraz.

Otro jugador que parece decantado que no jugará este sábado es el catalán Brian Oliván, que lleva varias jornadas apercibido de sanción. El pasado sábado Cervera lo reservó en Murcia tras su fallo de colocación en el gol del Tenerife y el buen papel de Luis Ruiz ante el cuadro universitario hace pensar que el técnico cadista optará de nuevo por prolongar el descanso a Brian.

Otro zurdo apercibido es Álvaro García. En el caso del utrerano el asunto es delicado porque el ataque del Cádiz CF no se entiende sin su aportación. El veloz extremo cadista viene arrastrando cuatro tarjetas desde hace varias jornadas y por lo mucho que ofrece y lo importante del duelo ante el combinado lucense es de esperar que Cervera lo mantenga en el once a sabiendas de que no exponga tanto en la presión para retenerlo de cara al duelo en Huesca.

Por último está Rubén Cruz, que vio su cuarta amarilla ante el Tenerife y no fue de la partida ante el UCAM el pasado sábado. Su sustituto no fue otro que Ager Aketxe, un jugador del que se espera muchísimo en este tramo final de Liga y que ya debutó en el once la pasada jornada.

Cervera tiene cuatro alarmas conectadas y cuenta atrás. Tratará de de manipularlas de la mejor manera posible para que no estallen este sábado y de cara a la final de Huesca. Puede que reserve a alguna pensando en El Alcoraz, puede que no, pero lo importante es que los cuatro apercibidos salgan al campo, en el caso de salir, con la mente bien fría y pensando en lo mucho que se están jugando en cada lance del encuentro.

Diferente situación corren Carpio, José Mari y Güiza, que se encuentran a dos amonestaciones de la sanción. Los dos primeros son determinantes el once de Cervera, mientras que el tercero ha pasado a un ostracismo desolados para el jugador.