Álvaro Cervera, en una rueda de prensa.
Álvaro Cervera, en una rueda de prensa.

Cádiz CF

A Cervera le llega otra pieza

La recuperación de Alberto Perea y Rubén Cruz devuelve al entrenador del Cádiz CF la posibilidad de jugar con un mediapunta

Por  21:33 h.

No le ha ido mal del todo, pero a Cervera le ha podido venir de perlas la recuperación de dos jugadores que le vuelven a dar la posibilidad de regresar al sistema con el que el entrenador del Cádiz CF se siente más seguro.

El pasado sábado en Lorca se estrenaban de manera oficial en esta temporada dos jugadores que habitan por la zona de la mediapunta como son Alberto Perea y Rubén Cruz. De hecho, lo primero que hizo Cervera para recomponer a su equipo para poner freno al dominio del conjunto murciano fue sacar tras el descanso a Rubén Cruz para colocarlo en la zona de enganche con la delantera, donde entró Carrillo en sustitución de un Dani Romera inoperante desde que ha llegado este verano al conjunto gaditano.

Ante las lesiones de Perea y Rubén Cruz, Cervera se ha refugiado en un sistema en el que, la mayoría de las veces, Salvi ha jugado como segundo delantero todas las ocasiones en las que no ha colocado a Dani Romera por detrás de David Barral. Ni uno ni otro han hecho la función de ese mediapunta que representaron el curso pasado tanto Rubén Cruz como Ager Aketxe.

Tan solo algunas veces Cervera ha creído ver en Aitor a ese jugador que pueda servirle para ese descosido pero no ha llegado a calar.

Ahora, con Perea y Rubén Cruz a pleno rendimiento, es muy posible que Cervera entregue –en cuanto el apartado físico se lo permita a ambos– la titularidad en la mediapunta al utrerano, un jugador en el que ya ha demostrado confiar muchísimo y que solo quitó del enganche el año pasado ante la irrupción de Aketxe.

Es un hecho que Cervera no termina de ver a Dani Romera por detrás de Barral y así lo dejó dicho tras el partido que empató el Cádiz CF ante el Numancia. Ahora, con la llegada un Perea del que llegan muy buenos informes, es posible que Romera pierda protagonismo dentro del once.

Poco a poco, todo indica a que Cervera irá mutando su 4-4-2 condicionado a su conocido 4-2-3-1 con el que suele jugar como norma, a excepción de los partidos donde quiere sorprender.