Tomás (i) y Alberto Quintana (d), dos de los cadistas cedidos.
Tomás (i) y Alberto Quintana (d), dos de los cadistas cedidos.

CÁDIZ CF

Cádiz CF: el complicado retorno de los cedidos

Tomás (con opción de compra por parte del Granada), Alberto Quintana, Molina, Juanpe y Carlos Calvo tienen contrato en vigor al término de la presente temporada

Por  16:39 h.

Finalizada la temporada en el Cádiz CF, ahora es el momento de empezar a conocer el futuro de los integrantes de la plantilla cadista. Es probable que algunos casos no se resuelvan hasta el final, también que las sorpresas puedan llegar en cualquier momento. El juego pasa ahora del césped al despacho y aún queda mucha tela por cortar hasta finales de agosto. Mucha pretemporada por delante.

Entre altas y bajas, no se puede dejar a un lado el capítulo de las cesiones. Si los cedidos que han militado esta temporada en el Cádiz CF empiezan a regresar a sus clubes a la espera de nuevas noticias, otros futbolistas realizan el camino a la inversa: les toca regresar al Cádiz CF porque tienen contrato en vigor, pero cada caso es distinto y hay que estudiarlo. Jugadores como Tomás, Alberto Quintana, Juanpe y Carlos Calvo siguen vinculados al club cadistas, mientras otros como el guardameta Alain Baroja pueden decir adiós sin enfundarse la zamarra cadista.

A fin de cuentas, en la recámara de todos ellos está el caso de Garrido. El mediocentro vasco pasó de estar cedido hace un año en el Racing de Ferrol a convertirse en uno de los estandartes esta temporada del sorprendente Cádiz CF de Álvaro Cervera. Entre etapa y etapa, un claro aviso de Juan Carlos Cordero. Y el vasco recogió el guante. Los resultados están ahí.

Tomás, Brian y el lateral izquierdo

Tomás Sánchez (Algeciras, 20/11/1993) es, sin lugar a dudas, el cedido que más ha destacado lejos de la capital gaditana. El lateral izquierdo campogibraltareño ha dado ese paso que los expertos de este mundillo estaban convencidos que daría en cualquier momento.

Tomás salía cedido hace justo un año y medio (en enero de 2016) con destino al Granada, por entonces de Quique Pina, para crecer en el filial nazarí. Y fue esta última temporada cuando se consagró. Titular indiscutible en Segunda B en un filial nazarí que ha acabado octavo, el algecireño ha disputado casi 3.000 minutos en la categoría. En ellos ha anotado siete goles, tres de ellos desde el punto de penalti.

Si Tomás mostraba maneras al debutar con 18 años con el primer equipo del Cádiz CF (subió directamente desde el Juvenil, sin pasar siquiera por el filial), ya se ha asentado en una categoría en la que el equipo amarillo militaba hasta hace un año.

Este 30 de junio termina su vinculación como cedido con el Granada y regresa al Cádiz CF. Pero Quique Pina y los hermanos Cordero, que siempre han depositado una enorme confianza en Tomás, se guardaron una carta que ahora, cosas del destino, juega en su contra. La entidad granadina dispone de una opción de compra de alrededor de 300.000 euros para quedarse con el lateral en propiedad.

A ello se une que el Cádiz CF ha ejercido su opción de compra sobre Brian Oliván.  Medio millón de euros ha puesto el club gaditano sobre la mesa para hacerse con los servicios del lateral izquierdo catalán. A la espera de conocer aún si se renueva a Luis Ruiz (termina contrato este 30 de junio), la demarcación podría estar completa y Tomás tomaría el camino inverso a Brian.

Aun así, que se mantenga a Brian Oliván en la plantilla no descarta la llegada de Tomás, al que se espera con los brazos abiertos. La competencia entre ambos futbolistas nutriría la plantilla. Jóvenes, con mucha proyección, con los que se puede hacer negocio y que pueden actuar en posiciones más adelantadas. No resultaría extraño ver a los dos peleando por ese puesto en la banda izquierda la próxima campaña. Uno no relega al otro.

Si finalmente Tomás regresara a la Tacita de plata, la idea incluso es renovarlo ya que termina contrato en 2018. Y a Pina y Cordero no le gusta que las grandes oportunidades pasen de largo, delante de sus miradas.

Con este panorama, conviene no olvidar que otro canterano cadista que ocupa esta posición ha estado cedido esta temporada en el Cacereño. Se trata de Pablo Molina, al que aún le queda contrato con el club gaditano. El futbolista fue seguido de cerca por David Buitrago durante el ‘play off’ de ascenso que el equipo extremeño ha disputado para ascender a Segunda B, reto que no pudo cumplir como campeón del Grupo XIV al caer ante Deportivo B y, posteriormente, ante el Beasain.

Alberto Quintana, dos cesiones sin el fruto deseado

Segunda B también ha sido el destino de Alberto Quintana esta temporada. El canterano cadista regresa al Cádiz CF a la espera de conocer su futuro tras un año de cesión que no ha sido todo lo positivo que se esperaba. Su contrato no expira hasta el 30 de junio de 2018.

Quintana, que es una de las joyas de la cantera cadista, debutó en LaLiga 123 con el Cádiz CF en la primera jornada en Almería, pero el club optó luego por ceder al jugador al Cartagena en busca de minutos y oportunidades. Su concurso en el club albinegro fue testimonial, pues sólo jugó 181 minutos en seis partidos (sólo uno de ellos como titular) y tuvo que hacer las maletas en el mercado de invierno. No cuajó en Cartagonova.

En el mes de enero puso rumbo a otro equipo de Segunda B: el Rayo Majadahonda. Cambió el Grupo IV por el Grupo II y su escuadra fue una de las grandes sensaciones al lograr el pase al ‘play off’ de ascenso a Segunda. Allí coincidió con viejos conocidos de la provincia gaditana como Antonio Iriondo, Aitor Núñez o Ñoño. Sin embargo, en tierras madrileñas tampoco tuvo Quintana el peso suficiente para perpetuarse en el once inicial. Bien es cierto que empezó siendo titular en Getxo ante el Arenas y en casa ante la UD Logroñés, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo.

Al final sólo jugó 13 encuentros, 9 de ellos desde el inicio. En total, 695 minutos en su libreta. También un gol de bella factura que hizo posible ganar al Leioa y su presencia en los dos encuentros de la fase de ascenso ante el Racing de Santander, el último de ellos como titular en los Campos de Sport del Sardinero.

En definitiva, una temporada irregular para un centrocampista de 21 años que tiene muy complicado hacerse un hueco en la primera plantilla del Cádiz CF en la categoría de plata del fútbol nacional. 21 encuentros, 11 de ellos como titular y menos de mil minutos no es bagaje suficiente.

Juanpe, de líder del filial a desapercibido en Segunda B

Tampoco ha tenido continuidad Juan Pedro Jiménez Melero ‘Juanpe‘. A sus 21 años, el centrocampista jerezano tiene contrato en vigor con el Cádiz CF hasta el 30 de junio de 2019.

Juanpe era un pilar indiscutible y fundamental en el Cádiz CF B. Si el filial cadista fue campeón del Grupo I de la División de Honor de Andalucía fue en gran medida por su aportación. El ascenso también es fruto de su trabajo.

Sin ir más lejos, Juanpe firmó media temporada sensacional bajo las órdenes de Mere. En ese periodo de tiempo disputó 17 encuentros, 15 como titular, 1.237 minutos. En ellos se destapó como goleador con seis dianas, incluido un doblete ante el Lora. Asimismo, Almodóvar, Chiclana, La Palma y Cartaya también sufrieron su eficacia goleadora en encuentros que ganó el Cádiz CF B.

Debido a su excelente aportación en el segundo equipo gaditano, el Cádiz CF optó por una cesión para darle relevancia. Saltó dos categoría de un plumazo y ene enero entró a formar parte del Atlético Mancha Real. Pero su paso por el equipo jienense no fue todo lo positiva que se esperaba. El equipo descendió a Tercera y Juanpe sólo pudo jugar 85 minutos en cuatro partidos. Sólo en uno de ellos fue titular. Las lesiones (un esguince de tobillo mermó su aportación desde el primer momento) también le pasaron factura y, para colmo, el equipo descendió.

En resumidas cuentas, y aunque la experiencia acumulada está ahí, el final de temporada no dejó un buen sabor de boca en Juanpe, un jugador que puede ser clave en la nueva experiencia del Cádiz CF B en Tercera o, por otra parte, puede salir cedido de nuevo. Eso sí, en el primer equipo (también fue de los que debutó en Segunda durante el partido inaugural en Almería) parece menos viable su presencia.

Carlos Calvo, más pasado que futuro amarillo

Diametralmente opuesto es el caso de Carlos Calvo. El madrileño recaló hace un año y medio en el Carranza y, aunque nunca fue titular indiscutible, se ganó el reconocimiento de la afición con su gol al Hércules en el Carranza. Aquella falta en la última eliminatoria del ‘play off’ abrió el camino final de un ascenso que selló Güiza en el Rico Pérez de Alicante.

Con contrato hasta el 30 de junio de 2018, Carlos Calvo regresa a la tacita de Plata tras la última experiencia en el Badalona, su escuadra durante la segunda parte del último curso. Antes había sido alineado por Álvaro Cervera en tres encuentros, siempre como titular.

Pero su etapa en tierras catalanas no ha sido especialmente fructífera. Cerca de cumplir 32 años, el madrileño sólo ha jugado siete encuentros en el Badalona, dos de ellos como titular. No ha marcado ningún gol. Un bagaje paupérrimo para un equipo que no accedió al ‘play off’ de ascenso a Segunda.

Pese a que no aparece en las quinielas para continuar, Carlos Calvo quiere convencer en la pretemporada para continuar como cadista. Parece harto complicado (casi imposible) que siga.

Tiene un buen contrato –cercano a los 100.000 euros al año– y no está por la labor de arriesgarlo ahora que enfila la recta final de su carrera profesional. Pero Quique Pina, que tanto confió en él en su momento, dejó bien claro en el pasado mercado de invierno que el madrileño no tenía sitio en este Cádiz CF.

Alain Baroja, un cedido que no se puso la zamarra cadista

Nunca llegó a jugar en el Cádiz CF, pero fue fichado y cedido al Instituto Sud América de Uruguay. Alain Baroja es un guardameta venelozano que antes había pasado por Caracas B, Llaneros de Guanare, Caracas FC y AEK de Atenas. También fue internacional absoluto con la selección de su país, siendo convocado para la Copa América 2015.

El Cádiz CF sólo posee la mitad de sus derechos, pues la otra mitad pertenece al Caracas FC. Termina contrato este 30 de junio y a sus 27 años, Alain Baroja no parece tener sitio en este Cádiz CF. La presencia del renovado Cifuentes en la meta le cierra las puertas de Carranza.