Carlos Calvo, en el entrenamiento de este miércoles.
Carlos Calvo, en el entrenamiento de este miércoles.

CÁDIZ CF

Carlos Calvo se gana el puesto en la pizarra

El mediapunta es el especialista en el lanzamiento a balón parado lo que le abre las puertas del equipo titular

Por  1:00 h.

Muchísimo por demostrar todavía. Carlos Calvo ha sido futbolista de nivel, y con ese cartel firmaba este enero por el Cádiz CF. Después de un paso oscuro por el Huesca, sin apenas participación, rectificaba su error de verano (a punto estuvo de vestir de amarillo) y se enrolaba en las filas del conjunto gaditano para aportar experiencia y calidad en busca del ascenso a Segunda División.

Llegó con unas ganas inmensas, incluso rescindiendo con el Granada, pero pronto se encontró con la cruda realidad. El madrileño llegaba en un pobre estado físico y no le daba para hacerse con un hueco en el once titular. Claudio le daba oportunidades desde el banquillo, pero a Calvo se le notaba falto de chispa, de ritmo. Para colmo, siendo de la partida, era expulsado ante La Hoya Lorca y sancionado con dos encuentros en la mejor racha de victorias del cuadro gaditano. Tocaba esperar desde fuera.

Entonces el equipo se hundió, y él acompañó en el naufragio. Otro póquer de encuentros pero esta vez sin ganar guillotinaban al de Manises. Otros tres seguidos traían la desconfianza en Cervera. Por supuesto, los futbolistas, elemento común, ya sin escudos. El hazmerreír de una grada que ríe por no llorar.

El nuevo técnico asegura que se ha mejorado en aspectos difíciles de ver pues han sido eclipsados por los resultados negativos. Entre los cambios destaca que Cervera ha dado galones a Calvo, quien apunta a la titularidad en el primer partido de ‘play off’. El mediapunta se ha ganado el puesto merced a su calidad en el golpeo a balón parado. Es el nuevo especialista en la estrategia, y se ha encargado de sacar casi todos los córners y las faltas directas e indirectas en los últimos dos encuentros.

La pizarra le coloca en el once inicial. Ahora falta que los compañeros lleguen al remate.