Carlos Calvo no cuenta desde el pasado verano.
Carlos Calvo no cuenta desde el pasado verano.

Cádiz CF

Carlos Calvo, el bucle que desespera a Pina

El futbolista madrileño se agarra a su contrato para permanecer un año y medio más en el Cádiz CF

Por  7:28 h.

El autor del gol que abrió el ascenso ante el Hércules no cuenta para Cervera aunque la idea del jugador es seguir en el Cádiz CF pese a las ‘presiones’. Esto no es nuevo, pero debido a la llegada del mercado invernal, los rectores del conjunto gaditano le han vuelto a pedir que medite su salida. Por él, no saldrá.

A Quique Pina le ha fallado un hijo. Y eso le duele en el alma. Y también en la chequera. Al consejero delegado del Cádiz CF le cuesta creer que un futbolista al que ha hecho crecer en el fútbol a base de confianza y de contratos le esté haciendo pasar por donde está pasando. No lo entiende. Y como no lo entiende, jura en arameo cada vez que le toca hablar de él. Su ‘desagradecido’ hijo responde al nombre de Carlos Calvo. Un futbolista que se ha ganado de pleno derecho entrar en la historia del Cádiz CF gracias al gol que abría las puertas del ascenso ante el Hércules. De no haberlo marcado, la hinchada seguramente no soportaría verlo con contrato en vigor y sin contar para el entrenador. Eso, por descontado.

Pero Carlos Calvo no piensa moverse del Cádiz CF. Al madrileño le queda un año y medio de contrato y no está dispuesto a arriesgarlo. Le da igual incluso jugar o no. Tiene un buen contrato –cercano a los 100.000 euros al año– y no está por la labor de arriesgarlo ahora que enfila la recta final de su carrera profesional. Está en su derecho.

Por descontado que la idea del jugador es intentar volver a ganarse la confianza de Álvaro Cervera, al que incluso llegó a ganarse después de una rajada de Quique Pina hacia su persona. El murciano llegó a decir de Carlos Calvo que le estorbaba en el Cádiz CF, que no lo quería, que sobraba, que no entendía cómo no había aceptado algunas de las ofertas que le llegaron en verano a sabiendas de que no contaba en el Cádiz CF pese a su golazo de libre directo ante el Hércules. A pesar de las incendiarias palabras de Quique Pina, Carlos Calvo abandonó el ostracismo para jugar tres partidos como titular de manera consecutiva (Girona, Tenerife y UCAM, donde fue expulsado por doble amonestación). Desde entonces, no juega. Poco le importa.

Carlos Calvo se muestra tranquilo a pesar del clima hostil que se respira hacia su persona en las plantas nobles del estadio Carranza. Sin embargo, una vez que Cervera lo puso a jugar y lo introdujo en la disciplina del grupo, desde la directiva se ha respetado la maniobra del entrenador y no se han vuelto a hacer declaraciones agresivas hacia el jugador madrileño, que ha vuelto a escuchar de boca de Juan Carlos Cordero que no cuenta para el entrenador y que su salida sería muy beneficiosa para el equipo en el presente mercado invernal para así poder fichar a jugadores que refuercen la plantilla de un equipo que llega a enero como cuarto clasificado.

Pero a Carlos Calvo no parece que lo vayan a convencer. El futbolista está encantado en Cádiz, tiene el respeto de la afición gracias a su fabuloso gol y en su foro interno piensa que todavía puede darle mucho al equipo. Puede que solo lo quiera pensar él.

Por eso mismo, Carlos Calvo hace oídos sordos a todos los rumores de bajas y altas y se encuentra esperanzado de poder entrar en los planes de Cervera. Su contrato de año y medio le da esa tranquilidad y no parece que vaya a cambiar de opinión de aquí al final de año ya que su finalidad es cobrar todo lo acordado con el Cádiz CF cuando llegó en el mercado de invierno procedente del Huesca. Ni que decir tiene que a Quique Pina todo este bucle le desespera y podría perder la paciencia en el caso de que necesite fichas para fichar.