El Fuenlabrada de Antonio Calderón jugará ante el Real Madrid.
El Fuenlabrada de Antonio Calderón jugará ante el Real Madrid.

Cádiz CF

Calderón: “Mi destitución fue un error”

El extécnico del Cádiz CF señala el factor económico como determinante para su salida del club

Por  16:02 h.

Antonio Calderón ha estado en las tertulias de El Faro de Radio Cádiz. El exentrenador del Cádiz CF analizó la actualidad del equipo amarillo y comenzó diciendo su destitución del año pasado “fue un error porque los números eran parecidos y los proyectos son de una temporada. El año pasado se hizo mal y este año se está haciendo bien porque hay quedar confianza al entrenador”. Y siguió argumentando el motivo principal de su salida, el dinero. “Conmigo se equivocaron y siempre se lo dije a quien se lo tenía que decir. La realidad es que yo soy cadista y a la hora de negociar” apenas puso condiciones económicas y su despido resultó mucho más barato del que puede costar el de Claudio, vino a decir claramente Calderón.

Matizó que los números que su Cádiz CF y el de Claudio “no eran calcados por una sencilla razón, porque estaba el UCAM” y le sacaba ocho puntos al conjunto amarillo en el momento de su destitución.

Recordó que el inicio de temporada, pese a meter al Cádiz CF en la ronda importante de Copa, fue complicada. “A nosotros nos costó arrancar. Fuimos de menos a más y el mismo Claudio dijo que se aprovechó mucho del trabajo que había hecho ya. Pero hay que respetar las decisiones aunque no las comparta”, finalizó sobre este capítulo el técnico gaditano.

Calderón cree que “es casualidad” que Kike Márquez jugase titular días antes de recibir la baja porque “no era titular indiscutible y coincidió” con la apertura del mercado invernal. Y es que para Calderón, salvo Cifuentes, Abel y Güiza, este Cádiz CF “no ha tenido ningún titular indiscutible”. Sobre Kike Márquez, Calderón consideró que “en Segunda B, jugadores así en una plantilla como el Cádiz CF, puede haber uno o ninguno y ya tenemos a Güiza”, al que comparó (salvando las distancias) a Mágico González. Y remarcó que entrenar a Kike “exige mucho, porque tiene unas condiciones para jugar al fútbol tremendas, pero depende de él”. Defendió el carácter humilde del jugador y opinó que el problema de Kike “viene de base, que no le han inculcado” esos conceptos defensivos vitales para cualquier jugador profesional.

Un canterano como Calderón habló de la salida de Diego González. “No es fácil frenar esa salida. Es un futbolista con mucha proyección que podría despuntar en el Cádiz CF pero es un tema que no es fácil. Yo fui el que dije que debía jugar de central, pero tiene ciertas lagunas todavía y en su primer año tomaba decisiones que se arriesgaba demasiado. Pero por su potencial estaba claro que tenía que mejorar. Se ha optado por traspasarlo al Sevilla y ahí tiene su oportunidad. Todos queremos que se queden en la cantera del Cádiz CF, pero en Segunda B no es atractivo”.

“Yo a Tomás no lo quería, pero Andrés tampoco es Messi”

Y de Diego González a otro canterano como Tomás, que tiene pie y medio en el Granada B. Sobre el lateral zurdo, Calderón dijo que apostó por él “porque era el único que tenía. Pero yo a Tomás no lo quería por algo que pasó la temporada pasada. Él se quería marchar y yo hablé con el Toledo. Pero en pretemporada hablo con él y empieza a trabajar a buen nivel y a jugar bien y con confianza. Era un crío y seguramente notaba la presión de que tenía detrás a Andrés”. Y sin salir del lateral zurdo, Calderón tira a dar al hablar del lateral murciano. “Andrés no es es Messi. Todos son buenos futbolistas, pero están en Segunda B. Y si miras sus trayectorias, no han salido de Segunda B”, dijo claramente en alusión al currículum de un jugador que está endiosado por buena parte de la grada cuando apenas ha jugado en Segunda A.

Gran palo al vestuario del mejor Cádiz CF reciente

Y para terminar, Antonio Calderón echó una vista atrás al año en que entrenó al Cádiz CF en Segunda A, donde hizo debutar a canteranos como Fran Cortés o Bienve. Fue a raíz de esos recuerdos cuando pegó un tremendo varapalo al último vestuario que ha conseguido las mejores cosas para el cadismo. Como canterano que ha sido, recuerda que los chavales que subió al primer equipo “sufrían mucho en ese equipo porque no les aceptaban jugadores que eran y son ídolos de la afición. No les aceptaban por miedo y los jóvenes sufrían mucho. A mi eso no me pasaba cuando yo era joven. Todo lo contrario, cuando yo estuve en el Cádiz CF (los veteranos) buscaban mi bien. Siempre había alguien que no, pero eran minoría. Todos, todos me ayudaban. Juan José, Linares, Manolito, todos todos. También Montero era muy pesado conmigo y siempre me daba donde más me dolía para que lo corrigiese. Me decía ‘tú eres un chufla , no eres serio, así no vas a llegar’ y claro me lo decía porque me dolía y para que cambiase. Siempre que cogía un balón, como a mi me gustaba arriesgar, siempre escuchaba la voz de un veterano detrás mía recordándome que lo hiciera ‘fácil, fácil’. Eran otros tiempos…” dijo casi que con nostalgia.

Por último, no le cierra las puertas al club de su vida. “Sé que tengo que ofrecerle mucho al Cádiz CF todavía”.